9 de julio de 2014

¿Juguetes con petróleo?

¿Te imaginas publicidad de cigarros dirigidas a tus hijos?  Por nada del mundo dejarías que algo tan tóxico se meta ni en sus pulmones, ni en sus mentes, ¿verdad?  Pues eso es lo que aparentemente busca la gigante petrolera Shell, al asociarse con Lego, una de las marcas de juguetes más queridas del mundo: hacerles creer a los chicos que destruir el Ártico para buscar petróleo es un juego.  Y en definitiva, no lo es. 

Los planes de Shell son reales y son peligrosos.  Como lo conté en este post, de mi antiguo Blog, dicha empresa desea perforar los hielos del Ártico a fin de obtener el llamado oro negro, haciendo de ésta una tarea de riesgo extremo para el ambiente.  El mensaje es más que claro: un derrame en este ecosistema frágil sería un desastre ya que debido a las condiciones climáticas extremas y la distancia geográfica, las intervenciones de limpieza serían casi imposibles.



Como todos sabemos, el Ártico es el hogar de los Osos Polares, una especie en peligro de extinción y dependen de los casquetes polares para cazar, sin embargo, debido al calentamiento global y a las excursiones petroleras, el deshielo de los polos es una realidad palpable.  Esto quiere decir que si esta situación no se revierte, en los próximos diez años, dos tercios de los osos polares –unos 16,000- podrían desaparecer.

Además de todo esto, ninguna empresa tiene experiencia en este tipo de operaciones y, por eso, Shell necesita aprobación social para conseguir permisos y comenzar actividades. 

Con este fin, se unió a LEGO y ya vendió en Argentina y otros 25 países kits de juegos para niños con piezas que incluyen su logo.  Al relacionar su imagen a la de una de las marcas d juguetes más famosas quiere hacerles creer a los chicos que extraer petróleo y destruir el planeta son acciones inofensivas.


Más de 250 mil personas alrededor del mundo ya le escribieron a LEGO pidiéndole que use su enorme popularidad a favor del planeta.  Sin embargo, la marca se desentendió del tema diciendo que es un problema de Shell.  Está claro que tenemos que hacernos oír más fuerte.  Una empresa con ética y valores positivos no debería hacer negocios con esta petrolera.  Sabemos que, si somos muchos, nos van a escuchar, por eso, pídele a LEGO que corte su vínculo con Shell antes que sea de inmediato tarde para el Ártico y el planeta entero.


El Director Ejecutivo de LEGO dijo la semana pasada que la empresa está “dedicada a dejar un impacto positivo en la sociedad y el planeta que heredarán nuestros hijos”.  Pues es hora que LEGO haga justicia a sus palabras.  Si realmente quiere un futuro para nuestros hijos, tiene que cortar sus lazos comerciales con el gigante petrolero.  Pero sólo tú puedes hacer que eso pase.  Firma la petición aquí.


Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario