28 de agosto de 2014

Muffins de Salvado de Trigo y Miel

Cuando uno ve los muffins en las vitrinas de los establecimientos podría parecer a simple vista que son un poco complicados de hacer, pero no es así, las recetas de muffins son de las más fáciles que hay. Imagínense que ni necesitan batidora, solo un tazón grande y una espátula para mezclar.

La receta de hoy es una de mis favoritas, me gusta por los ingredientes que lleva: salvado de trigo y miel. La combinación de estos ingredientes hace que estos muffins no solo tengan un sabor súper especial, sino que también sean ideales para comerlos en el desayuno, y por qué no, para las loncheras de los chicos.
Lo que tienen de bueno estos muffins es que tienen un buen contenido de fibra, de ahí que sean perfectos para las mañanas, sin embargo el contenido de azúcar es un poco alto, así que si quieren pueden omitir el azúcar y ponerle solo la miel. Eso sí, usen una buena miel de abeja, que sea de buena procedencia, así se aseguran que no esté hecha con azúcar y que sea realmente pura.

Un detalle, la receta original lleva además pasas, pero en su lugar les puse cranberries deshidratados porque a mi esposo no le gustan las pasas. Ahora bien, pueden usar si quieren guindones, albaricoques o cualquier otra fruta seca. Y si nos les gusta ninguna, pues no les ponen, eso no afectará en la masa.

Anímense a meterse en la cocina y anímense a hornear para su familia. Si siguen todos los pasos que les doy les aseguro que tendrán un buen resultado. Lo mejor es que los pueden guardar en el refrigerador en un envase hermético, para comerlos solo deberán calentarnos en el horno.

Aquí va la receta

Ingredientes:
1 taza de harina
1 taza de salvado de trigo
¼ taza de germen de trigo
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de polvo de hornear
½ cucharadita de sal
¾ tazas de fruta seca (opcional)
56 gr. de mantequilla sin sal
¼ taza de azúcar rubia
¼ taza de miel                                                                                                                   
½ taza de yogurt natural       
¼ taza de buttermilk (*)
1 cucharadita de vainilla
2 huevos

Preparación:
Precalentar el horno en 400°F/200°C.
Engrasar 12 moldes de muffins o colocar pirotines para horno.
En un tazón, con la ayuda de una espátula de madera, mezclar la mantequilla con el azúcar rubia y la miel.

Agregar el yogurt, el buttermilk y la vainilla y mezclar bien. Es posible que la mezcla se corte, pero no hay problema, se arreglará luego.

En un tazón grande mezclar la harina junto con el salvado, germen de trigo, bicarbonato, polvo de hornear, sal y las frutas secas.  Hacer un hueco en el centro y agregar la mezcla anterior y los huevos.


Mezclar solo hasta integrar, la masa quedará como grumosa y pegajosa.

Repartir la masa en los moldes, rellenando casi por completo.

Colocar los moldes dentro del horno e inmediatamente reducir la temperatura a 350°F/180°C y hornear por 18 – 22 minutos, hasta que estén dorados y al introducir un probador, este salga limpio.

Retirar del horno y dejar entibiar por lo menos por 15 minutos, luego de ese tiempo desmoldar los muffins y servirlos tibios.


(*) Para hacer el buttermilk, colocar en la taza de medir 1 cucharadita de vinagre blanco y luego agregar la leche fresca hasta completar ¼ de taza. Mover y dejar reposar 10 minutos.
Fuente: Receta adaptada del libro Williams Sonoma - Muffins


Nydia Aguilar
Fan Page:  Mi Vida en un Dulce

3 comentarios:

  1. Que buena idea para la mañana! Amo este tipo de muffins, sobre todo si tienen miel. Me quedo con la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, si los llegas a preparar, nos envías las fotos!!!

      Eliminar
  2. Hola, me parecio una gran receta y manos a la obra!! ya la hice y esta en el horno. Gracias

    ResponderEliminar