23 de septiembre de 2014

Homeopatía para niños

Siempre había escuchado hablar sobre la Homeopatía. Sabía que se le conocía como medicina alternativa, pero nunca me tomé el tiempo necesario como para conocer un poco más sobre dicho tema.

No sabía, por ejemplo, que de acuerdo con la OMS, alrededor de 65 a 80% de la población mundial utiliza la medicina tradicional para curar problemas de salud. La homeopatía es una de las medicinas alternativas más utilizadas por un gran número de personas. Se acepta como una de las ramas de medicina en Europa, Asia y Reino Unido. Sin embargo, el obstáculo principal que enfrenta es que las compañías de seguros no cubren los tratamientos y terapias homeopáticas.

La homeopatía sigue la “ley de semejantes”, que establece que cuando una persona está enferma, podría curarse ingiriendo sustancias que producen los mismos resultados. Por supuesto, la ingestión de estas sustancias por el organismo debe ser gradual. El término homeopatía viene de la palabra “homeo” que significa semejante y "pathos”, enfermedad.
Los remedios homeopáticos provienen de hierbas y sustancias naturales, que se diluyen y sacuden con gran fuerza además de ser sometidos al proceso de potencialización. En éste, la solución o las sustancias se agitan vigorosamente para aumentar su fuerza curativa. Aunque una agitación continua también puede disminuir la toxicidad o aumentar el potencial de la sustancia.

Fue hasta hace unos meses atrás que tuve la necesidad de recurrir a ella y aquí les cuento un poco sobre mi experiencia. 

Mi Cata es alérgica a la terrible humedad de Lima, como la mayoría de nosotros.  Desde los 3 meses de nacida sufría con la congestión nasal y poco a poco los síntomas fueron empeorando.  Consultamos con varios médicos, alergólogos, pediatras, otorrinos, hasta que llegamos donde un excelente neumólogo que la estuvo tratando por varios meses.  Durante todo este tiempo, mi hija paraba resfriada, con moquitos, tos, dormía con la boca abierta, roncaba y cada dos semanas estaba con fiebre.  Su hemoglobina estaba muy bien y es una niña sana con muy buen apetito.  Pero ninguna de las medicinas le hacía efecto.  Empecé a preocuparme por la cantidad de químicos y tóxicos que estaba ingiriendo durante tantos meses y las consecuencias que le podrían generar a futuro.  Por esos días me encontré de casualidad, en dos ocasiones diferentes, con dos amigas que no se conocen y cada una me contó sobre su experiencia con la homeopatía y las alergias de sus hijos.  La verdad, me llamó la atención todo lo que me contaron, así que tan pronto encontré cita disponible llevé a mi hija para que la viera el médico que me recomendaron tanto. Y todo fue diferente, desde la consulta, las cosas que te pregunta el doctor, quien no se centra mucho en la enfermedad, más bien desea saber qué cosas te agradan, que cosas te disgustan, a qué cosas le tienes miedo, etc. Y las medicinas también fue otro cantar. Te dan varios tubitos llenos de una especie de caramelitos blancos redondos, que a mi Cata le encantaba ingerir, a diferencia de los jarabes espantosos a los que estaba acostumbrada.

El resultado fue increíble, a los dos días del tratamiento, mi hija dejó de roncar, se le fueron los moquitos y dormía como piedra con la boca cerrada.  Estábamos felices y tranquilos.  Ya llevamos más de tres meses con el homeópata y debo decir que ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado porque ha pasado muy bien el invierno, no tiene fiebre, ni resfrío, ni moquitos desde Mayo, ¿qué te parece? 

Cinco razones para usar la homeopatía con los niños

Es una medicina segura: Es importante que las medicinas que administremos a nuestros hijos no presenten efectos potencialmente adversos. Los medicamentos homeopáticos son preparados a base de hierbas, algunos minerales y una baja dosis de sustancias del reino animal. Son medicinas que no afectan a la digestión, no bajan las defensas, no producen alergias y, por lo general, no producen daño alguno a los niños, aunque los utilicemos por un tiempo prolongado.

Es una medicina efectiva y rápida: Los homeópatas observan que la medicina homeopática responde muy rápidamente a los tratamientos. Es una medicina efectiva para prácticamente todos los tipos de afecciones frecuentes, como la fiebre, el resfriado, la tos y la diarrea, entre otras.

Es una medicina natural con base científica: La homeopatía está basada en el principio natural de curación que dice que "lo similar cura lo similar". La efectividad de la homeopatía puede ser probada científicamente, gracias a su utilización a lo largo de 200 años.

Es una medicina que fortalece las defensas de los niños: Las infecciones infantiles aparecen, muchas veces, debido a las bajas defensas de los niños. Los tratamientos homeopáticos actúan a un nivel profundo, en la raíz de la enfermedad, llevando asociado un aumento en las defensas de los niños. Debido a que la homeopatía mejora la resistencia de los niños, éstos dejan de estar enfermos con tanta frecuencia.

Es una medicina amigable para los niños: El sabor de los glóbulos homeopáticos es dulce y, por tanto, resultan más agradables y son mejor aceptados por los niños. Su absorción es rápida e instantánea. Se disuelven rápidamente en agua, en la leche o en zumos. Por lo tanto, son medicinas que no causan náuseas ni dolores de estómago. Si se siguen las orientaciones médicas, la homeopatía puede ser una gran aliada en el desarrollo de una infancia saludable y resistente a las enfermedades.

No sé cuál ha sido tu experiencia con la homeopatía o si has escuchado sobre esta medicina alternativa, pero me gustaría saber tu opinión al respecto.


Image and video hosting by TinyPic

7 comentarios:

  1. Excelente, yo también llego a mi hija donde un homeopata, igual que tú tuve un experiencia brava, a los 6 meses se enfermó horrible de los bronquios y en la clinica la nebulizaron....... dije No nunca mas quiero que mi hija pase por eso, y depender de los inhaladores, asi que también estoy contenta con el homeopata que he encontrado!! de hecho es medicina natural!! yo desde que me embarace ya no tomo pastillas, busco también medicina natural!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Patricia, es que no hay nada como lo natural, al menos eso nos deja tranquilas a nosotras las madres y qué bueno que te vaya bien con el Dr. de tu nena.
      Suerte!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Hola! Gracias x tan buena información q siempre nos compartes! :) estoy con un problema similar con mi hija d 1 año...x favor me puedes recomendar a tu doctor x favorrrr. Mil gracias :)

      Eliminar
    4. Hola Caludia, el Homeópata que atiende a mi Cata es el Dr. Corbacho de Homeomedic (http://www.homeomedic.com.pe/). Espero que te vaya tan bien como a mi.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Virginia yo tambien deseo la info del homeopata para mi pequeña de 2 años gracias
    Magaly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Magaly, el Homeópata que atiende a mi Cata es el Dr. Corbacho de Homeomedic (http://www.homeomedic.com.pe/). Espero que te vaya tan bien como a mi, me cuentas.
      Te mando un abrazo.

      Eliminar