18 de septiembre de 2014

Mandalas para niños

Mi Cata es una artista. No sólo canta y baila, también le gusta modelar con plastilina, dibujar y pintar.  Al ver que tiene esta gran tendencia artística, siempre me ha gustado brindarle las herramientas necesarias para fomentar su inquietud y curiosidad. Es así que le pongo música en todo momento, bailamos, cantamos, vemos videos. Su papá le compra plastilina, crayolas, plumones, colores, le compré un tutú, en fin, tiene un montón de cosas con qué hacer volar su imaginación.  Hace algunos meses se me ocurrió imprimir algunos mandalas para niños y dárselos para que los pintara y ver qué ocurría.  El resultado me dejó fascinada ya que pude constatar que mi hijita hacía uso de su concentración para poder pintarlos y la notaba calmada y contenta durante el proceso.

¿Qué es un mandala?
La palabra mándala o mandala proviene del sánscrito, y significa Círculo Sagrado. Es un símbolo de sanación, totalidad, unión, integración, el absoluto.  Un mándala es básicamente un círculo, es la forma perfecta, y por ello nos representa el símbolo del cosmos y de la eternidad. Nos representa la creación, el mundo, el dios, el ser humano, la vida. Podríamos decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo. Desde el universo (el sol, la luna, los planetas) hasta el esquema de toda nuestra naturaleza, los árboles, las flores, etc. todos siguen una línea circular. ¿Y que decir del átomo o la célula?. Todo lo que nos rodea tiene la forma de círculo.




Su principal objetivo es fomentar la concentración de la energía en un solo punto durante la meditación.

Dibujar y pintar mandalas posibilita la concentración y el aprendizaje, equilibra los hemisferios cerebrales, favorece el descanso y el sueño, facilita la comunicación y potencia la creatividad, desarrolla los sentidos y la capacidad de percepción, fomenta la iniciativa personal, y estimula la imaginación favoreciendo la libre expresión. A través del dibujo, del color, el niño expresa su mundo interior, pensamientos, ideas, estados de ánimo y relaciones con el mundo de un modo cada vez más complejo, desde los primeros garabatos a las creaciones artísticas más abstractas y elaboradas desarrollando con ello su psicomotricidad, y confirmando su estrecha relación con el desarrollo integral del niño.



Las formas y sus significados
Los mandalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Conoce algunos de los más utilizados:
Círculo: Movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.
Corazón: Sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.
Cruz: Unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.
Cuadrado: Procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.
Estrella: Símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.
Espiral: Vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.
Hexágono: Unión de los contrarios.
Laberinto: Implica la búsqueda del propio centro.
Mariposa: Autorenovación del alma. Transformación y muerte.
Pentágono: Silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.
Rectángulo: Estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.
Triángulo: Agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro).



¿Qué quieren decir los colores?
El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su uso está relacionado con el estado de ánimo de quien los pinta o dibuja. Descubre lo que esconde cada tonalidad:
Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.
Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.
Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.
Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.
Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.
Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.
Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría.
Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.
Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.


Cómo pintarlos
Busca un lugar tranquilo, y que tu niño observe detenidamente su mandala, que se concentre en él.  Si después de observarlo por un largo rato, tu pequeño notara se mueve, explícale que ¡es la energía que está en movimiento!
Es conveniente empezar a pintarlo de afuera hacia adentro, esto nos representa el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior.  Decide la dirección en vas a pintarlo y trata de mantenerla.
Déjalo elegir los colores, que lo haga de manera intuitiva ¡no importa que no combinen! de esta manera podrá descifrar su estado de ánimo. También podrás hacerlo eligiendo los colores y de esta manera ver si cambiar su estado de ánimo.
Tal vez le de sueño en el proceso, si estaba tenso, el mandala está cumpliendo con la relajación, es normal, en este caso es preferible dejarlo ¡y a dormir!
Si no terminó de pintar el mandala en ese momento, déjalo así.  La próxima vez que quiera pintar uno, elige uno nuevo y con colores que en ese momento le llamen más la atención, ya que representarán su estado de ánimo en ese instante.

¡Y es una hermosa actividad que pueden hacer juntos!


Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Me encanta, me encanta. Mi hija adora todo lo que es dibujar y pintar, estoy segura que esto le va a fascinar, o por lo menos la va a entretener por un buen tiempo. Voy a imprimir tu post y se lo soy hoy mismo cuando salga del cole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría saber que te gustó el post. Pintar mandalas la va a ayudar un montón en muchos sentidos, como has podido ver aquí. Anímate también a hacerlo ;)

      Eliminar
  2. Que lindo post Virginia. Gracias por compartirlo. Lo publicaré en mi muro, para mis hermanas y cuñadas que tienen niños pequeños. Un beso para Cata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te gustó este Post, Lourdes, gracias desde ya por compartirlo con tus familiares. Te mando un abrazo!

      Eliminar