2 de octubre de 2014

Nos gusta: Añañau Niños

Como muchos de ustedes se habrán dado cuenta, el mercado de ropa infantil ha crecido en los últimos años. La ropa con la que vestimos a nuestros pequeños no es como la de antes que era aburrida y con estampados sencillos.  Para alegría de nosotros los padres, existen marcas de  diseño independiente con propuestas realmente novedosas para nuestros pequeños.

Hoy les presento con mucho gusto a Añañau Niños, una marca que me fascinó desde que la conocí por muchos motivos: confeccionan prendas que te aseguro no encontrarás en ningún otro lugar ya que tienen un toque vintage que los hace muy especiales, son versátiles y cómodas, tienen colores llamativos y poco convencionales, cada pieza tiene un toque que la hace diferente: un detalle, un forrito o un botón gracioso cosido a mano por la linda y empeñosa Cata, creadora y corazón de este bello proyecto.

Aquí les dejo la pequeña entrevista que le hice y algunas fotos hermosas que harán que se enamoren de esta propuesta única:

¿Cómo surge Añañau Niños? ¿Qué te llevó al mundo de la ropa infantil?
Soy mamá de una niña y mi proyecto surge inspirado en ella, ¡y en que no encontraba ropa de bebé y de cama que me gustaran!, colores que no fueran los típicos pasteles o ropa que no tenga bobos o lazos. En un inicio yo misma iba a Gamarra, compraba las telas y buscaba arreglármelas para hacer algo que me gustara. Así hice cobertores, almohadas, cojines, muñecas tejidas, gorritos y un poco de ropa; todo esto cuando estaba embarazada... Luego, a pesar de que se complicaba todo, decidí investigar y educarme en la moda de niños, y crear una marca, que después de mucho ya tenemos registrada.


¿Qué significa "Añañau" y cuál es el concepto?
Desde luego el nombre me pareció lo más difícil de crear. En principio cogí simplemente la expresión quechua "añañau", que significa "qué lindo, qué bonito".
Posteriormente le añadimos "niños" con el objetivo de crear ropa unisex, y a la vez jugar con el logo.

Con respecto al concepto, con la marca no solo pretendemos vender ropa,  tenemos toda una visión de los niños: por ejemplo, buscamos que los padres y madres olviden la diferenciación del rosado-celeste mujer-hombre, creemos que al olvidar o dejar de lado este patrón educamos en igualdad a los niños, y la igualdad ya es una palabra bonita ¿no? Nos gustaría mucho poder conseguir esa apertura en algún padre.
Por supuesto, tenemos cosas unisex, pero también cosas para hombrecito y mujercita.


¿Quién diseña las prendas?
Las prendas en general la diseño yo. Mi esposo es diseñador gráfico, él me ayuda con las ilustraciones, con el pantone que puedo elegir por temporada. Siempre me sugiere ilustradores que tengo que seguir para estar vinculada con el diseño y el arte. A la vez, siempre tengo de referencia grandes marcas de la moda infantil e intentamos seguir los colores y tendencias.



¿Has seguido algún curso especializado en eso?
Yo no he seguido ningún curso de moda. Solo tengo la experiencia de mi experiencia y la de mis tías, quienes están muy vinculadas con el sector textil. Me ayudan y me enseñan muchísimo. En un futuro espero poder realizar algunos cursos.

¿En qué te inspiras al crear estas prendas tan originales?
Cuando viajé a España descubrí el mundo de los petos, ranitas y leotardos, y quedé muy enamorada. Decidí que esa sería mi línea fundamental, porque las prendas siguen siendo unisex, los leotardos se usan en hombrecitos y en mujercitas. Esa delicadeza me ha servido de guía para crear mis prendas con mis colores y creatividad. Asimismo, me inspiran mucho las artistas textiles. Sigo muchísimo a las artistas argentinas Guillermina Baiguera y Adriana Torres, y a las peruanas Vacide Erda Zimic y Ana Teresa Barboza. Creo que aprendo mucho viendo sus trabajos, sus colores.

¿Qué prendas son las que han estado ofreciendo en este invierno?
En este invierno estoy con petos u overoles de corduroy o de algodón, vestidos de pana, leotardos o medias de muchos colores, cafarenas de colores tierra.

¿Cómo haces para organizarte entre tu trabajo de oficina, el cuidado de tu nena y Añañau?
Bueno, hacer ropa de diseño independiente es difícil porque no hacemos grandes cantidades, por ende, los costos en tiempo y dinero siempre son más altos. El tiempo es lo que más me duele porque no lo tengo. Mi horario diurno-nocturno me permite cuidar a mi hija en las mañanas y llevar la marca. Mi esposo es trabajador independiente es quien cuida más a la nena, cosa que le agradezco infinitamente. Asimismo, una de mis tías me ayuda muchísimo también. Como ves, sin mi familia este proyecto ni siquiera hubiera surgido.

¿Qué otras novedades tendrás a futuro para Añañau?
Actualmente estamos pensando extender nuestra línea hasta 4 años, ya que antes atendíamos hasta 24 meses, y 2 años y 4 años en menor medida. Este verano seguiremos con los petos, muchos tirantes, camisetas con flecos. Una onda que esperamos que quede entre hipster y hippie.

No quiero olvidar, Virginia, porque tú eres una mamá eco, que nosotros también intentamos cuidar el planeta, por eso nuestras prendas se entregan siempre en bolsas de papel reciclado, y  los hangtag también está hecho de esta manera; los cordones que usamos también son
reciclados.


Estoy segura que les ha gustado mucho esta marca de ropa.  Pues les cuento que este fin de semana podrán encontrar todas estas bellas prendas en La Casa de La Tata (Av. 28 de Julio 328-Miraflores) y del 8 al 12 de Octubre en Mamacitas Showroom (Cuadra 3 de Junín, Barranco).  De manera regular podrás encontrar muchas novedades en su Fan Page: Añañau Niños y en su Blog

Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario