25 de junio de 2015

12 consejos para pasar un invierno sano, seguro y divertido

Hace ya algunos días el frío se siente más al llegar la noche y temprano por las mañanas.  Y siempre es en esta época en la que los papás temen por la salud de sus pequeños ya que es muy común que por el cambio de clima y la llegada del invierno, los resfriados y otros problemas respiratorios sean muy comunes.  Evitarlos no es posible, pero sí se pueden tomar ciertas medidas para prevenir este tipo de infecciones.  Aquí te brindo algunos consejos para que tu hijo se mantenga saludable en esta estación:

1)        Lo principal es acudir al Pediatra y tener al día los controles y sobretodo las vacunas, ya que además de las infecciones respiratorias agudas, las enfermedades diarreicas, en especial el rotavirus, también se desarrollan con mayor fuerza durante el invierno.  La vacuna de la influenza simple, la del neumococo y el rotavirus, entre otras  son las que debe tener sí o sí tu bebé para poder afrontar el invierno sin problemas.

2)        La mejor forma de evitar las enfermedades respiratorias es lavándose las manos varias veces al día ya que los virus se encuentran en muchos lugares donde ellos juegan.

3)        Los Doctores recomiendan el baño diario, pero creo que si por ahí un día está demasiado frío, puedes simplemente lavar en seco a tu bebé con una esponjita y de a pocos, con las ventanas y puertas cerradas.  A mi Cata por ejemplo, le lavo el cabello dejando un día y se lo seco con secadora, para evitar que así coja frío.

4)        Evita los lugares cerrados y con alta densidad de población.  A mayor cantidad de gente en un lugar cerrado, mayores posibilidades de contagio.  Además es aconsejable enseñar a taparse la boca con las manos o el antebrazo al estornudar y toser.  También debemos enseñar a botar los papeles o tissues una vez usados.  Se deben ventilar bien las habitaciones de la casa durante el día y evitar el contacto con personas con tos, fiebre y otras afecciones.

5)        Al momento de salir, es recomendable taparles la cabecita con gorritos de lana, guantes, bufandas.  La ropa debe permanecer siempre seca.  Si tu bebé está muy abrigado y suda el polito que está en contacto directo con su cuerpito, lo mejor será cambiar de inmediato ese polo, por uno limpio y seco.  Sin embargo, sugieren los especialistas que para los bebés, se les debe poner siempre una capa más de ropa que los adultos.  En el caso de la ropa de cama, de preferencia utilizar una sola manta que sea gruesa y abrigadora, en lugar de varias frazaditas ya que está comprobado que calienta mejor.  Además, en el caso de los bebés, el utilizar muchas cosas para taparlos aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita.  Así que a los más chiquitos, nunca debes taparlos más arriba del pecho, para evitar asfixia.

6)        No te excedas con la calefacción.  Lo ideal es no sobrepasar los 22 grados ya que a esta temperatura las vías respiratorias tienen a resecarse.  Además, el cambio brusco de zonas calientes a frías o viceversa, facilita las infecciones.

7)        Mientras tu hijo se encuentre bien abrigado, el día esté sin lluvia, sin mucha humedad y el frío no sea extremo, es importante que salga a jugar y a divertirse.

8)        Es vital proteger y fortalecer el sistema inmunológico de nuestros hijos a través de una alimentación adecuada.  La vitamina C ayudará a reforzar las defensas contra los resfríos y estados gripales.  La encuentras en frutas como: limón, naranja, toronja, mandarina, fresas, kiwis, mangos, papaya.  Y en verduras como:  zanahoria, pimientos, coles.  Además también está presente en la miel.  La lisina es otro elemento que puede ayudar notablemente durante el invierno.  Las fuentes más ricas de lisina son proteínas animales como la carne y pollo, pero también es encontrada en productos lácteos, huevos y frijoles.

9)        Mantén a tu niño hidratado.  Esto ayudará a que el organismo funcione correctamente.  Ofrécele agua, jugos de frutas naturales, leche, yogurt y cualquier otra bebida, de manera frecuente.  En caso no desee comer, puedes sustituir su comida con un buen plato de sopa con verduras, pollito y sémola.

10)      Si tu pequeño ya presenta resfrío y lo notas con el cuerpo malito, así tenga fiebre o no, es importante que lo lleves a su pediatra, para que le haga un diagnóstico y te indique los pasos a seguir y las medicinas que deberá tomar.  Nunca lo automediques.

11)      Por último, siempre es bueno recordar que el humo del cigarro perjudica a tu hijo, ya que disminuye las defensas de su sistema respiratorio.

12)      De preferencia coman en casa ya que los alimentos son más nutritivos, saludables y económicos.
Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario