30 de junio de 2015

¡Nuestras abuelitas tenían razón! Dos recetas de sopas “levanta muertos”















Mi hijita estuvo con un resfriado fuerte la semana pasada y por lo que he visto, la mayoría de los niños de mis amigas también han estado malitos.  Entre las medicinas que les damos a nuestros pequeños para que se sientan mejor, podríamos incluir las sopas que además de ser naturales, son como dicen “levanta muertos”. 

La sopa de pollo es un clásico entre los remedios caseros para el refriado.  Calienta el cuerpo desde el interior y se usa en este tipo de enfermedades como ingesta de líquidos, con el fin de mantener húmedas las mucosas ya que tiene propiedades anti-inflamatorias.  Así mismo, tiene grandes cantidades de zinc y hierro.  Unos investigadores del Centro Médico de la Universidad de Nebraska (EE UU) han demostrado que el caldo de pollo dificulta el movimiento de unas células del sistema inmune llamadas neutrófilos, que acuden a los lugares infectados y liberan enzimas que no solo destruyen virus y bacterias, sino que también fomentan la liberación de mucosidades y atacan a células del propio organismo, provocando la inflamación de los tejidos.  ¿Qué les parece toda esta información?  ¡Nuestras abuelitas tenían razón!

Así que aquí te doy mi receta de sopa de pollo y también, para los vegetarianos como yo, una deliciosa receta para que prepares una crema de zapallo.

Lo que necesitas para hacer una sopa de pollo:
1 espinazo o huesito de pollo
Zanahoria, zapallo, poro, todos picados en pedacitos pequeños
1 papa amarilla picada en pedazos pequeños
Cabellos de Ángel, sémola o fideos chinos
Hojitas de hierba buena
2 pedazos de kion
Gotitas de aceite de ajonjolí
Sal y pimienta
Orégano

Preparación:
Limpia bien el pollo de dentro y de fuera con agua.  Colócalo en una cacerola con 1 litro de agua y llévala a fuego mediano.  Añade el resto de ingredientes: las verduras picadas, el kion, la sal, la pimienta y la hierba buena. Cocina la sopa de pollo por espacio de 15 minutos.  Luego añade la papa amarilla, los fideos o la sémola.  Dejar hervir todo por unos 10 minutos más, a fuego lento y poco antes de acabar añade el orégano.  Al servir, rocíale encima unas gotitas de aceite de ajonjolí y listo. 


Lo que necesitas para preparar una crema de zapallo:
½ kilo de zapallo
1 papa amarilla
1 cucharada de mantequilla
½ cebolla picada finamente
1 diente de ajo picado
½ tacita de queso parmesano
½ taza de leche
Sal y pimienta a gusto

Elaboración:
Cocinar el zapallo y la papa, cortados en trocitos en agua.  Una vez listo, colar y licuar.  Freír el ajo y la cebolla en la margarina.  Cocinar unos minutos e incorporar el zapallo y la papa, salpimentando.  Dejar hervir y echar la leche de a poquitos y un poco de queso parmesano hasta lograr hacer una crema, moviendo con una cuchara de madera.  Dejar hervir por un par de minutos más y servir.  Añadir encima queso parmesano o crutones de pan frito.


¡Bon Appétit y pronta mejoría!
Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario