28 de diciembre de 2015

Consejos para elegir Talleres de Verano y que tu peque se divierta


Las vacaciones ya empezaron y muchos papás no saben cómo elegir el taller de verano ideal para sus hijos.  Los motivos para enviar a tus hijos a cursos de verano pueden ser muchos. Tal vez lo hagas porque trabajas y no tienes tiempo de cuidarlos; porque obtuvieron bajas calificaciones en algunas materias y deben reforzar conocimientos o, quizá, resulta ser una buena opción para que se entretengan en algo útil durante las vacaciones.  Yo veo los talleres de verano como un medio para llevar a los niños a otros escenarios y enriquecer sus experiencias de vida.  Sin embargo,  muchas veces estas actividades no son elegidas de forma adecuada. El año académico es largo y muchos estudiantes necesitan recuperar su salud física y mental. Según datos del Ministerio de Salud, un 20% de la población infantil padece problemas de estrés y gran parte de este mal proviene de la intensidad de los estudios. Entonces, ¿conviene que los chicos usen sus vacaciones para llevar cursos de reforzamiento o de preparación para el próximo año escolar? La respuesta parece ser no.  Algunos preferirán un deporte, como la natación o las artes marciales, mientras otros optarán por aprender a tocar un instrumento musical o seguir cursos de ciencia.  En la actualidad, hay cursos ecológicos o relacionados con la naturaleza. Las ventajas de estos planes es que los niños descubren, juegan y aprenden a cuidar del medio ambiente.

Estos son algunos de los aspectos que debes tomar en cuenta para elegir un taller para tu niño:

Que sea útil, atractivo o necesario para tu hijo y, sobre todo, que ayude a la potenciación de sus inteligencias múltiples.  La clave radica en identificar el potencial de tu pequeño y tratar de que se dedique a alguna actividad provechosa y que, sobre todo, sea de su agrado.

Que los niños participen en el análisis de opciones y la elección del curso; es importante que les presentes alternativas basadas en sus habilidades y gustos.  La elección de un curso de verano debe ser un momento de diálogo y acuerdo familiar, pues cuando los niños tienen opciones para elegir, se sienten seguros y tomados en cuenta, su autoestima se fortalece y, lo más importante, quieren vivir la experiencia y aprovecharla al máximo

Que el personal de instrucción esté capacitado y que sepa orientar a los niños para aprovechar todo su potencial.

Que el horario les permita a los niños tener tiempo para realizar otras actividades recreativas que aporten a su desarrollo integral.

Que las instalaciones sean en un lugar seguro, limpio y adecuado para el tipo de actividades que ofrece.  Verifica también que el lugar cuente con una amplia experiencia y trayectoria reconocida, además que su personal está totalmente calificado para el cuidado de los niños.

Debes tener en cuenta también que el tiempo libre es fundamental para el desarrollo de nuestros niños. No todas las vacaciones pueden consistir en clases o actividades programadas, nuestros pequeños también necesitan estar relajados y deben pasar tiempo con la familia y así fortalecer lazos y recuperar el tiempo consumido por el trabajo y los estudios.

Recuerda que las vacaciones son para disfrutarlas, el mejor curso de verano es aquel en el que tu hijo se siente feliz. ¡Buena suerte!

1 comentario:

  1. Excelentes recomendaciones Virginia. De acuerdo con que los talleres deben enriquecer sus experiencia de vida.

    ResponderEliminar