27 de diciembre de 2016

Semana 5: Organizándome en una semana muy productiva

Empiezo esta quinta semana con todas las pilas puestas. Considero que debo moverme para así lograr bajar de peso de manera más rápida.  Le propongo a mi esposo ir a averiguar precios y horarios en los gimnasios que tenemos cerca de casa, para ir juntos y apoyarnos en este proceso.  Todo nos parece muy caro, pero dentro de todo, podríamos empezar asistiendo dos veces por semana a hacer cardio.  Espero empezar con el gimnasio la siguiente semana, sin falta.

Me reúno con Estefania (*) para conversar sobre los avances de mis metas.  Está contenta con todo lo que voy haciendo y lo que voy logrando, así que me plantea las siguientes metas para las próximas dos semanas:


Y este es mi balance de la primera semana trabajando en ellas:

Meta 1, en proceso. Me siento realmente mal de no haber podido ir a visitar a mi papapa hasta ahora.  Eso no significa que no converse con él casi todos los días o que no trabaje en solucionar mi tema con él.  Casi siempre cuando estoy manejando y me encuentro sola en el carro, pienso en él, lo siento cerca, yo sé que él me cuida como el Maestro Espiritual en el que se ha convertido. Y le pido ayuda para poder superar la gran pena que me dejó su muerte.  Mi parte racional entiende que su sufrimiento y la forma en la que se fue de este plano, estaba totalmente fuera de mi control y que debo dejar de pensar y de torturarme con eso.  Mi niña Virginia es la que no logra entender lo que pasó.  Quiero poder ir al cementerio a verlo y a dejarle flores, pero sin el peso del dolor.  Sigo viendo la manera de aceptar lo ocurrido y de soltar.

Meta 2, en proceso.  Considero que para poder organizarme y avanzar con nuevas cosas debo ocuparme primero de lo pendiente.  Es por ello que he estado viendo la manera de ir eliminando de a pocos, todos mis pendientes.  Primero con mi Blog.  Esta semana con mi casa.  Quedé con la señora que me ayuda con la limpieza que viniera el sábado para acomodar, limpiar, botar y separar para donar los juguetes y la ropa de mi Cata y la ropa y los documentos que tenía guardados mi esposo en su escritorio.  Fue un día muy ocupado y con mucho polvo, pero fue necesario. Hemos puesto a lavar ropa de verano, guardé la ropa de invierno, organicé el clóset de mi Cata y todos sus ganchos y colitas. Hemos botado como 4 bolsas de basura y tenemos muchísimas cosas entre juguetes y ropa para donar.  En el escritorio de mi esposo ahora hasta se escucha un eco simpático.  Igual, el tiempo nos quedó corto, no pude avanzar con la cocina, ni con mis cosas, tampoco logré poner el arbolito de navidad.  No me aloco, se avanzó bastante y la verdad es que ando contenta porque tengo la sensación de haber hecho espacio para cosas nuevas y mejores, siento que la energía que estaba atascada entre tanto cachivache está circulando nuevamente.

Meta 3, nada, hasta ahora. Tengo en mi pequeña colección, algunos libros que en algún momento empecé a leer, pero que por alguna razón, dejé de leerlos.  Quizá no me atraparon o me parecieron aburridos.  Siempre he tenido la firme intención de terminarlos, no me parece bien dejarlos a la mitad, así que como para retomar mis hábitos de lectura, empezaré por uno facilito y que dejé a la mitad.  Hoy mismo, mientras mi Cata está en su clase de Ballet, yo leeré.

Meta 4, cumplido y con creces. Sigo asistiendo a todos los eventos y reuniones posibles. El viernes pasado asistí a una reunión a la que acudirían varias blogueras.  Fui, con la mejor disposición, pero hecha un desastre, sin cambiarme, porque como siempre, el tiempo no me alcanzó. Todas estaban producidas y yo con un mi ropita de mamá, de diario. ¡Ni modo! Conversé, me reí mucho, me llegué a sentir tan cómoda que hasta en un momento solté un comentario sin filtro alguno, pero que felizmente cayó en gracia de todas.  No me importó ser la correctita, creo que decir lo que dije fue justo y necesario y me sentí muy contenta de haberme podido expresar libremente, sin guardarme nada. 

Meta 5, cumpliéndola. Desde hace tiempo, ya no uso mucho la sartén para hacer por ejemplo un pollo, un pescado, incluso he metido al horno nuggets caseros, hamburguesas y milanesas.  Pero me falta por ejemplo hacer las papas fritas o los camotes al horno.  Es así que hace unos días a mi Cata se le provocó camotito frito y aproveché en hacerlo al horno. Pelé el camote y lo corté en bastones.  En una placa resistente al calor, coloqué los bastones en paralelo y un poquito separados, los rocié con un poquitito de aceite y los metí al horno a 200°C durante casi 20 minutos. Quedaron buenazos.  De ahora en adelante, cada vez que se nos antoje camotitos o papitas fritas las haré de esta manera.


Tengo otra meta personal que estoy llevando a cabo desde hace mucho tiempo. Estoy dejando de usar el horno microondas.  Estoy retomando los viejos hábitos de nuestras abuelitas y ya no caliento nada en el microondas. La leche de mi Cata la caliento en una cacerolita pequeña, la comida la caliento en la sartén.  Sabe mucho mejor y contiene todos sus nutrientes.

Además de esto, también estoy cocinando a diario, muy temprano en las mañanas para que mi Cata se lleve al cole, un almuerzo calientito y del día en su termo.  Y de paso también evita calentarlo en el microondas del colegio.


Sigo con mis opciones sin gluten y la verdad es que no sufro demasiado.  Tengo muchísimo cuidado de no comprar chatarra para la casa, más bien, estoy comprando muchísima fruta y alternativas saludables como para picotear y para la lonchera de mi Cata.



(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

20 de diciembre de 2016

Semana 4: La peste y el regalo que me hizo el universo

Mi semana 4 empieza a full con mi Cata enfermita, no ha ido al cole y yo, que siempre me peleo con el tiempo, ando dedicada de manera exclusiva a ella.  La salud en este país es terrible, contando con seguro particular, he tenido que esperar desde cerca de las 3pm, hasta las 7:30 a que atiendan a mi niña. Felizmente ya está con tratamiento y eso me deja muchísimo más tranquila.  Una que necesita tiempo en la vida y lo viene a perder esperando y esperando horas de horas. ¡No es posible!

Sin embargo, la vida es increíble, siempre te sorprende enviándote mensajes.  Participé en un sorteo de Facebook y tuve la inmensa suerte de ganarme un hermosísimo Japa Mala de Chaska Joyería Holística.  Hace tiempo estaba un poco obsesionada con los Japa Mala, quería el mío para recitar mis mantras, pero no sabía dónde los vendían.  Y fue así que de alguna manera le pedí al universo uno y gracias a este sorteo, me gané mi tan querido Japa Mala.  

No lo vi como mera coincidencia, definitivamente es la vida, mis ángeles, algún ser superior que me está advirtiendo tomarme las cosas con más calma, que necesito orar, que necesito tiempo para mí.  Fui feliz con mi nena a recoger  mi obsequio y tuve la linda oportunidad de conocer a la bella Lucero, quien además tuvo un detalle adicional y lleno de amor para con mi Cata, le regaló también su Japa Mala, sin saber que mi niña también canta mantras.  ¡Miles de gracias!


El martes empiezo a sentirme un poco decaída.  El miércoles fue fatal, me agarró una gripe tan, pero tan fea que estuve con 39°C.  Rolando, mi esposo tuvo que salir volando del trabajo, para hacerse cargo de mi Cata.  ¿A quién se le ocurre enfermarse justo ad portas de un feriado largo? Sí, sólo a mí. 

Así se pasaron miércoles, jueves y viernes.  Entre comer algo que podíamos preparar en casa o del chifa de la esquina, dormir y tos.

A pesar de eso, no descuidé mi alimentación. Cero jugos, nada de azúcar, mucha agua. 

Por si no lo recuerdas, estas son las metas en las que me encuentro trabajando:


Encontré un pan de molde sin gluten y como no puedo salir ni a la puerta y ya no hay nada de abarrotes en la casa, decidí comprar por primera vez On-Line.  Qué buen servicio, ¿por qué no lo había usado antes? Realmente encuentras de todo, te ahorras un montón en ir, el tráfico, estar en la tienda y regresar.  ¡Me encantó!  Este me parece un súper tip porque ahorras un montón de tiempo, te tren las compras de la semana a la puerta de tu casa y puedes pagar contra entrega con débito, efectivo o tarjeta de crédito.  ¡Lo máximo!

Recién he logrado sentirme un poco mejor el sábado por la tarde que aproveché en llevar a mi Cata al teatro.  Por la noche, luego de que mi niña durmiera, tuve la posibilidad de ver una peli en casa con mi esposo, después de mucho tiempo.  Esta es una de las muchas cosas que quiero hacer con él. 

El domingo desayunamos los tres fuera de casa, como para celebrar que todos nos sentimos mejor y para cambiar de ambiente. Además hice algo que hace años luz no hacía, me fui de compras.  Compré varias cosas que necesitaba, como para el cambio de clima y para el verano.  Amo H&M, además de ser una empresa con responsabilidad ambiental y social, encuentras ropa muy bonita, con tallas reales, la calidad es buena y los precios excelentes.  Así que terminé el día feliz con un engreimiento, que valgan verdades, mi clóset y yo necesitábamos a gritos.

Otra cosa por la que estoy contenta es que gracias a los feriados y a pesar de mi malestar, he logrado avanzar bastante con el trabajo que tenía pendiente con mi Blog.  El nuevo diseño ya está listo, ha quedado más limpio y fácil de leer, pero aún no acabo con eso.  He avanzado también con otras cosas, así que han sido días fructíferos.

Ya probé mi pan sin gluten y está muy rico, pero con mantequilla de maní creo que no es la voz.  Nada de baile, nada de yoga, ni de visitar a mi papapa, ni de leer, al menos no hasta ahora. ¿Qué me dirá Estefania(*) ahora?


Ok, si el baile o el yoga se me complican por el horario, debo buscar otra alternativa.  Sí, dije que jamás de los jamases volvería al gimnasio, ¡pero necesito moverme!  He averiguado algunas opciones y la verdad es que tendríamos que hacer un esfuerzo ($$$$), pero creo que lo vale.  Estoy harta de estar en un cuerpo que no reconozco como mío.


(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

12 de diciembre de 2016

Semana 3: Sigo con la motivación, pero…

Han pasado las primeras dos semanas en las que Estefania (*) me ha brindado su invalorable apoyo para mejorar mis hábitos.  Nos reunimos vía skype el martes pasado y me sentí contenta al notarla satisfecha y hasta feliz con mis avances en las metas que nos habíamos planteado.  Le gustó ver lo motivada que estaba, el haber llegado a casi todos mis objetivos y el que me haya autoimpuesto una serie de metas adicionales para salir de mi zona de confort.

Estos son mis retos para las siguientes dos semanas:


Una de las cosas que ella notó es que siempre estaba corriendo y que el tiempo y mis múltiples ocupaciones como mamá, la casa, el Blog y otros, no me permitían llevar la vida que deseo, con más calma y más introspección.  La mayoría de las veces, establecer horarios ayuda a mantener el balance en nuestra vida.  Es por eso que se me ocurrió organizar mi tiempo de acuerdo al siguiente horario:

7am-9am          Enfocarte en las cosas de la casa
9am-12pm        Trabajar en el blog
12pm-2pm        Dedicarte a tus proyectos personales/casa
2pm-8pm          Dedicarle tu tiempo a Cata
8pm                 Empezar a desconectarte, salir con Rolando, leer, bailar, yoga, etc.

Lamentablemente, con el Blog siento que vengo arrastrando varios pendientes desde hace algún tiempo y como no termino con ellos, tengo la impresión de no avanzar y llego a hacer publicaciones como para que ya, al menos la página tenga movimiento y no me agrada.  Necesito organizarme, así me quede de amanecida.  Lo primero es dejar el nuevo diseño del Blog listo y no hay cuándo acabar.

, ¡TIEMPO! Esta semana no pude ir a mi práctica de yoga, mi esposo llegó tarde a casa y por eso, llego a la conclusión de que definitivamente no va a resultar el que yo salga en la noche a bailar o a hacer cualquier otra actividad.  Primero, porque valgan verdades, en la noche me mata la flojera y termino cansadaza y segundo, porque por más que mi esposo trate, no siempre va a poder llegar a tiempo para relevarme con mi Cata.  Sigo buscando alternativas para el baile y el yoga en las mañanas.

A diferencia de la imagen que se pueda tener de mí, soy una persona poco sociable. No soy de las que te comienzan a hablar o entradoras, tampoco suelo sentirme a gusto en muchos sitios o con muchas personas.  Además soy de lo más despistada en cuanto a rostros y nombres y esto puede dar a entender que me apesta el mundo, pero ¡nada que ver!  Y bueno, como una de mis metas es salir de mi zona de confort, lo que he estado haciendo para cumplirla es visitar a amigas a las que no veía hace tiempo, ir a cuando evento me inviten y hacer lo posible conversar con todos.

Domingo por la mañana haciendo compras un poco a volada, en el super mercado más cercano a mi casa.  Me he vuelto una Nazi de la SS cuando hago mis compras. Ya sé qué productos llevar con sólo leer la etiqueta.  No es fácil, te toma tiempo y práctica, pero con la costumbre, de a pocos voy comprando mejor.  Esta semana no debo comer gluten así que el primer producto sustituto que busco es pasta gluten free.  No hay mucha variedad y es carísima. Ok, encontré unos spaguettis sin gluten y en oferta…¡bien!  Aún no supero el haber dejado la mantequilla y ahora debo buscar una alternativa al pan o a las tostadas para el desayuno, ¡qué difícil!  Debo tomarme más tiempo para encontrar algo rico y que no sea dulce.

Por otro lado, estoy regulando de a poco las porciones de los alimentos que consumo.  Tal vez sea buena idea hasta usar un plato más pequeño, cosa que si repito, equivale a 1 porción servida en plato grande.  Excelente truco, Estefania.  También me ha sugerido prestarle atención a mi manera de masticar.  Finalmente, incrementaré el consumo de agua eliminando los juguitos y las gaseosas (hace más de 2 meses que no tomo nada químico-embotellado).  Con el azúcar no tengo problema.  Aquí otro consejo de Estefania: “cuando te entren ganas de comer algo dulce; para un momento, respira y pregúntate ¿por qué lo quieres? ¿realmente lo necesitas consumir? ¿de qué manera te va a favorecer?  ¿cómo te vas a sentir en el momento?  ¿cómo te vas a sentir después?  Espero tener la concentración y la fuerza de voluntad necesaria para no caer en tentación.


Termino esta semana con mi Cata resfriada y con tos, sin haber visitado a mi papapa y con la sensación no avanzar con mis metas  como quisiera.



(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

5 de diciembre de 2016

Semana 2: Ajustándome a los cambios y encontrándome

Esta es la segunda y última semana en la que tengo que seguir con las metas acordadas con Estefanía (*):

1)        Comer más ensaladas.
2)        Reemplazar la mantequilla de leche, por mantequilla de maní o de almendras.
3)        Empezar a bailar.
4)       Prestarle mucha atención a mi cuerpo y documentar que síntomas te manda después de los alimentos que comes; dolor de cabeza, cansancio, poca energía, inflamación estomacal, etc.
5)        Visitar a mi Papapa y conversar con él.

Y estos son mis avances:

Meta 1, retroceso.  Esta semana la he tenido llena de reuniones y salidas por la noche. Con pena debo confesar que casi no he podido comer ensaladas. No he tenido tiempo.

Meta 2, en proceso. Probé una muy rica Mantequilla de Maní de Fit Food que compré en Mara Biomarket.  La comí con un pan y me gustó mucho.  El sabor es distinto, pero no me está costando mucho el cambio.


Meta 3, en proceso. Ya he coordinado para empezar a bailar marinera la próxima semana ya que esta la tengo súper comprometida con un montón de cosas por hacer. 
Sin embargo, logré ir a mi clase de prueba de Yoga con Sharmila Kaur Yoga.  Tuve la flojera del mundo entero para salir de mi casa, es más, iba a cancelar, pero finalmente salí.  Empecé la práctica suavemente, tomando en cuenta lo importante que es respirar.  Sentí mis músculos, mi cuerpo, tome conciencia de mis movimientos y después de la primera mitad de la clase en un ambiente realmente hermoso, rodeado con energía bonita y buena música, sentí algo que no recordaba y que no sentía hacía muchísimos años: que el tiempo era mío, que estaba haciendo algo que me gustaba y que quería hacer, sólo para mí.

Y terminé mi práctica sin mucho sufrimiento, es más, mejor de lo que pensé y principalmente feliz y contenta de haber tenido la suerte de regalarme y de disfrutar de ese momento conmigo misma. 

Al día siguiente, para continuar con los engreimientos, fui a hacerme unos masajes relajantes en Hands On y quedé totalmente fascinada con el excelente servicio que ofrecen. Nunca he sido de recurrir a este tipo de tratamientos debido a una enfermedad que tengo en la piel, la poco conocida Psoriasis.  Sin embargo, como también me he propuesto salir de mi zona de confort, decidí dejarme llevar y más que nada disfrutar.  Salí relajada y muy contenta.  El equipo de profesionales de Hands On es A1, se esmeran muchísimo en cada detalle, realmente trabajan todos los sentidos. Y lo que más me gustó y me hizo sentirme cómoda fue la empatía de la Bodyworker que me hizo el tratamiento, no tuvo ningún reparo en tocar mi piel directamente con sus manos, cosa que aprecio y valoro infinitamente. 

Coincidentemente, esta semana fui invitada a algunas charlas, eventos y presentaciones.  La verdad, es que nunca he terminado de sentirme cómoda asistiendo a este tipo de actividades. No soy muy sociable y a veces el tiempo tampoco me ayuda.  Pero, como mencioné anteriormente, uno de los retos que me he autoimpuesto es salir de mi zona de confort, he asistido a todo lo que me han invitado.  Y me la he pasado muy bien, porque no sólo he tenido la oportunidad de aprender, también he comido, me he divertido, me he distraído y he podido compartir algunos minutos con otras amigas que también bloguean. 

Meta 4: en proceso.  Una de estas noches tan agitadas, para no dormir sin nada en el estómago, cometí el gran error de comer lo último que quedaba de una caja de cereales tradicionales y yogurt también de marca comercial.  Realmente yo no consumo este tipo de productos y definitivamente no lo haré nunca más ya que la cantidad de azúcar que tienen es escandalosa.  No me cayó mal, pero se me hizo tan difícil comer, que lo tuve que dejar.  

Hace dos noches, por el mismo motivo, me serví cañihua con cacao de Miski Andino, arándanos y yogurt natural de Huampaní Chacra Orgánica que compré en Mara Biomarket y definitivamente fue otra cosa. Delicioso y muchísimo más natural y sano.



Meta 5: en proceso. Debí haber ido ayer al cementerio a visitar a mi papapa, pero el tiempo no me alcanzó para hacerlo.  De todas maneras, mi papapa y el tema que tengo con él es algo en lo que pienso casi a diario, tratando justamente de encontrar la manera de solucionarlo.  Reprogramo la visita, para el domingo que viene.

Creo que algo he avanzado, sin embargo, termino esta semana con la sensación de que pude haber hecho muchísimo más.

A ver que me dice Estefania...



(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

28 de noviembre de 2016

Semana 1: Metas, retos, contrariedades y saliendo adelante

Terminé mi primera reunión con Estefanía (*), mi Coach de Nutrición Integral, con las siguientes metas:


Debo trabajar en ellas durante dos semanas.  De inmediato me he puesto las pilas y esto es lo que he ido avanzando:

Meta número 1, cumplida.  Estoy comiendo más ensaladas, principalmente en la noche.  Nada espectacular, me gusta lo simple: mucha lechuga, tomate, a veces quínua cocida, un poco de papa sancochada, clara de huevo duro, zanahoria, vainitas, un poco de limón, sal, aceite de oliva extra virgen y listo.

Meta número 2, en proceso. Compré mi mantequilla de maní, pero aún no la pruebo.  Lo haré el siguiente lunes que compramos pan.

Meta número 3, en proceso. Realmente estaba emocionada tratando de buscar opciones para realizar alguna actividad física. No me gustan los gimnasios, creo que nunca volvería a uno, pero debo moverme, así que una de las cosas que más me gusta hacer es bailar, por lo tanto eso es lo que haré, bailaré.  También quiero volver a mi práctica de Yoga. Luego de consultar precios y horarios en tres lugares distintos, ya tengo más o menos definido mi horario para estas actividades. Obviamente son en la noche. Me hubiera gustado poder dedicar mis mañanas a esto, pero no he encontrado horarios disponibles. 

Aprovecho una salida con mi esposo para poder conversar con él sobre este tema y así cuadrar horarios.  Como que no le gustó mucho la idea de que salga en la noche, que tendría que ser después de las 8pm porque a veces él se demora en llegar del trabajo, que por qué no hacía esas cosas en las mañanas y algunos otros comentarios que en lugar de alentarme, me desanimaban.  Y me di cuenta que el querer cuidarme requería de mucha logística y mucho tiempo.  Medio que empecé a sentirme un poco fastidiada porque durante muchos años, mi vida y mis horarios dependen siempre de los horarios y las actividades de mi hija y de mi esposo.  El nivel de entrega ha sido tan elevado, física y emocionalmente, que me estaba costando encontrar el equilibrio entre mis necesidades y las suyas. ¡Y no era justo! 

No me importa, sea como fuera, debo dedicarme un tiempo para mí, cuidarme es una decisión innegociable, está en mi lista de prioridades.  Elijo los horarios de las 8pm, para las dos actividades que deseo hacer. Programo mi clase de prueba de Yoga para la siguiente semana, a ver qué pasa.

Meta 4, en proceso. Además de los objetivos acordados con Estefanía, tengo muchos otros que van de la mano con alimentarme mejor. Entre ellos por ejemplo, están el NO tomar gaseosa, ni ningún tipo de bebida sintética extra azucarada, bajo ninguna circunstancia. He ido al cine con mi botella de aluminio llena de agua y al principio, con algo de pena, he tenido que optar por agua en algún chifa, desterrando así la costumbre de tomar la famosa bebida amarilla.  

Me he dado cuenta que no debo comer gran cantidad de habas o de maní porque me siento hinchada. Debo dejar también de comer chifa tan seguido porque a veces, me ocurre que luego de comer, me siento como laxada.  Estefanía me dice que la comida me debe dar energía y no el efecto contrario. Que el chifa tiene mucho glutamato monosódico y el sillao mucho sodio y GMO’s.  Por lo demás, no he registrado mayor novedad en mi cuerpo, luego de comer.

Meta 5, en proceso. Una de las pérdidas más grandes que he tenido en mi vida ha sido la de mi papapa, el papá de mi mamá. Eso de que los abuelitos te marcan de por vida, es cierto. Yo adoraba al mío y su muerte, principalmente la forma en la que se fue de este mundo, me tiene hasta ahora destrozada. Él era diabético y llegó a un punto en que le tuvieron que amputar una pierna y así poco a poco, todos sus órganos dejaron de funcionar. 

La última vez que lo vi fue cuando lo visité en el hospital, creo que esa tarde iba a entrar a operación.  Ver a mi querido papapa tan mal, con las manos negras por la gangrena, es algo que hasta el día de hoy, 25 años después, no asimilo. No entiendo cómo es que alguien tan bueno, ha tenido que sufrir tanto, pero tanto. ¡No es justo!  Sin embargo, sé que debo trabajar en este punto porque es un peso con el cargo desde hace tiempo. Debo aprender a soltar y liberarme de esta pena tan grande.  

He estado pensando mucho en esto,  creo que he descubierto el punto principal de mi dolor. Seguiré viendo la manera de entenderlo para así curarlo.  Mientras tanto programo visitarlo en el cementerio el próximo domingo.  

Me siento muy contenta de lo que voy logrando hasta ahora. 



(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

23 de noviembre de 2016

Hacia una vida más consciente y sana

A pesar de ser vegetariana y de cuidarme de llevar una vida sin tóxicos, estaba segura que podía hacer más. No me terminaba de sentir cómoda en mi cuerpo.  El ser mamá lo transformó y llegué al punto de no reconocerme al mirarme en un espejo.  Algo quedaba de la cara que recordaba como mía, pero del cuerpo nada. 

De igual manera, me di cuenta que durante los últimos años he priorizado las necesidades de todos los que me rodean.  No me quejo, soy feliz siendo mamá, esposa y haciéndome cargo de mi casa, pero con el corre-corre de todos los días,  llegué a descuidar mi propio cuidado personal, mi bienestar, mi paz interior y mi salud.

Poco a poco, con el Blog también he ido conociéndome, me ha permitido experimentar, ver otra manera de hacer las cosas y de vivir en consciencia.  Sin embargo, a pesar de que todo lo que comparto en él, se basa en experiencias, sentía que podía hacer más. Empezando por mí.

19 de octubre de 2016

Miel para el resfrío

Hola Eco-Lover, te cuento que desde hace días he estado con un refrío bastante fuerte.  Tanto así que me quedé sorda y perdí el sentido del olfato y del gusto por completo.

¿Sabes qué me ayudó a sentirme mejor? La Miel de Naturally Divine.


La miel aporta múltiples beneficios para la gripe y los resfriados.  Existen distintos estudios científicos llevados a cabo en personas con infección en las vías respiratorias, en los cuales se constató que la miel es capaz de aliviar las distintas membranas irritadas en la parte posterior de la garganta.  Es más, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha considerado a la miel como un producto natural excelente para aliviar la tos, considerándola a su vez como un alimento seguro fuera del periodo de la lactancia, en niños a partir de un año y en personas adultas. Eso sí, en niños menores de 1 año no se aconseja su consumo por riesgo de desarrollo de botulismo (intoxicación causada por la toxina botulínica, que puede conducir incluso a la muerte si no se trata rápidamente).

18 de octubre de 2016

¿Qué pones en la piel de tus hijos?


Eco-Lover, hoy quiero contarte que he encontrado unos productos para la higiene de nuestros pequeños, los he probado y me han encantado, no sólo a mí, mi Cata los ha disfrutado un montón.  Se trata del Shampoo, el Jabón Líquido y la Crema Corporal de Kantú Aromaterapia.

Cuando empiezas poco a poco a ser consciente de la cantidad de productos químicos que usamos a diario en nuestro cuerpo, es hora también de empezar a buscar soluciones.  La cosmética y los productos de higiene, incluso la destinada exclusivamente a los bebés, contienen ingredientes tóxicos con efectos perjudiciales para la salud de todos en casa.  ¿Alguna vez has leído a leer la composición de los jabones de baño y el champú? ¿Sabes qué te estás poniendo cada vez que te lavas?

Damos por hecho que todo es bueno, porque esa es la imagen que nos transmiten las marcas y la publicidad de conocidos productos para bebés, pero poco a poco te pones a investigar y descubres que no es así.

13 de octubre de 2016

Aprendiendo junto al Doctor José Luis Pérez-Albela

Tenía tres objetivos al estar con el Dr. Pérez-Albela. Que autografiara mi libro fue uno de ellos.

Recibo la llamada de la persona que se está encargando de contactarme con el gran Dr. Pérez-Albela y me confirma que mañana tendré la gran oportunidad de conocerlo y entrevistarlo.  Le agradezco su gestión y cuelgo.  La emoción me invade, me pongo eufórica y luego me entra de a pocos una sensación de angustia, ¿yo? ¿una simple mortal entrevistará a este Doctor que es el gurú de la medicina natural en nuestro país? ¿qué le pregunto? ¿cómo empiezo? ¿cómo hago para dejarle una buena impresión a alguien que sabe tantísimo de alimentación saludable, del magnesio y de todo?  Y se me ocurrió pedirle ayuda a mis seguidoras en el Fan Page, ¿tenían alguna consulta que quisieran le haga al Dr. Pérez-Albela?

El día de la entrevista, me senté muy temprano y tomando algunas ideas que me brindaron algunas de las madres que me siguen, comencé a elaborar un cuestionario. De pronto, ya tenía más de diez preguntas y cada vez salían más interrogantes y quería saber más.

5 de octubre de 2016

Plan de Primavera: Campamento con los chicos


Mi Cata dejó su guardería en diciembre pasado, sin embargo, el grupo de chicos y de padres que se formó fue tan bonito, que hasta ahora seguimos frecuentándonos.

Con ellos, desde hace unos meses acordamos en ir de campamento con los chicos, de un día para otro, aquí no más, cerca de la ciudad, para que ellos pudieran disfrutar de este tipo de experiencia y estén en contacto con el campo y la naturaleza.

Es así, que nos fuimos un sábado después de almuerzo, en caravana a Kankay, un hotel-restaurante ubicado en Cieneguilla, que tiene una zona especial para acampar, muy bonito, seguro, tranquilo y con sanitarios muy limpios (con papel higiénico, jabón y ducha).  Debes llamar con unos días de anticipación al 966026957 para hacer tu reserva.  El costo por adulto es de S/50.00, los niños menores de 5 años no pagan.  Por parrilla se debe hacer un pago adicional de S/5.00 por adulto.

6 de septiembre de 2016

La delgada línea entre cuidar a tus hijos y sobreprotegerlos


Desde que mi niña nació la he criado con respeto, apego y amor infinito. He colechado con ella hasta hace muy poco, la he llevado en brazos todo lo que quiso, he atendido todas sus necesidades a tiempo, caminó pasado el año,  dejó el pañal de día y de noche cuando estuvo lista y me he esforzado por brindarle mi apoyo y cuidado en cada cosa que hacía y cada logro que alcanzaba.  Ok, sí, soy una “mamá gallina”.

Es que no me entra en la cabeza eso de forzar a los niños a que pasen hacia etapas para las cuales aún no han madurado. Por ejemplo, me parece una forma de violencia bastante común y normalizada socialmente cuando se cree que estás criando a un niño “independiente” cuando lo dejas llorar solo en su cuna, para que aprenda a dormir solo.

Este año mi Cata empezó a ir a su colegio de niños grandes y si bien es cierto, el cambio no nos afectó en nada los primeros meses y es más, se adaptó súper bien a la nueva rutina y todo.  Pero hay un evento que nos invita a “cortar el cordón umbilical” de manera definitiva: el CAMPAMENTO anual que organiza su cole en el que participan de manera obligatoria desde los niños de 4 años.  Así es, Eco-Lover, dentro de poco mi Cata, se va con todo su salón a acampar de un día para otro, fuera de Lima y lejos de las alas de mamá.

18 de agosto de 2016

No captures pokémones, busca aves



Durante los últimos días, los niños y no tan niños, se han visto envueltos en la nueva moda de capturar pokémones con un celular, pero ¿sabías Eco-Lover que desde hace años existe una alternativa educativa y que acerca verdaderamente a nuestros chicos a la naturaleza?

eBird, es una aplicación gratuita para dispositivos electrónicos que registra esta actividad ornitológica.  La promueve la universidad estadounidense de Cornell y permite al aficionado el avistamiento de aves y al ornitólogo profesional registrar a través de su celular o tableta las aves que identifica, así como una amplia información sobre el lugar y las condiciones de su observación, visual o por el canto del pájaro, que pasa a una gran base de datos mundial.

Esta aplicación puede ser usada por cualquier aficionado, ya que no requiere conocimientos específicos, como conocer el nombre científico de la especie y definitivamente te la recomiendo frente a la moda de capturar iconos digitales.

16 de agosto de 2016

¿Tu pareja y tú tienen diferencias en la crianza?


Cuando Rolando (el que es ahora mi esposo) y yo éramos novios coincidíamos en todo, nos gustaban exactamente las mismas cosas, tomábamos decisiones similares y teníamos una visión de la vida y de lo que queríamos bastante parecida.

Comprenderás Eco-Lover, que tanta coincidencia fue el punto clave para enamorarnos, sentirnos cómodos y tomar la decisión de compartir nuestras vidas para siempre. 

Las cosas se mantuvieron bastante parecidas durante el tiempo que estuvimos casados y SC – Sin Cata-.  Nos encantaba dormir, ver tele, salir a comer a algún restaurante bonito, los fines de semana eran relajados, hacíamos siestas y teníamos todo el tiempo y el espacio para nosotros dos.

Durante el tiempo que tuve a mi Cata en la pancita es que comenzaron algunos cambios, me la pasaba durmiendo, tuvimos que dejar de salir porque estuve con amenaza de aborto desde el tercer mes de gestación y bueno, tengo que escribirlo, el sexo se convirtió en un recuerdo.

11 de agosto de 2016

¿Sabes qué comen tus hijos?

Mi Cata comiendo croquetas de verduras
Si nosotros como padres nos esforzamos para que nuestro hijo vaya al nido o a la escuela limpio y bien peinado, lo perseguimos para que se lave los dientes y no nos importa gastar un montón de plata cuando le compramos un juguete, ¿no deberíamos poner la misma cantidad de energía, dinero e interés en algo tan importante como su salud y su alimentación?

El sobrepeso, la obesidad y el consumo constante de alimentos procesados y altos en grasas, así como el tomar bebidas azucaradas, son la principal causa de diabetes tipo 2, de hecho el 80% de los casos tienen su origen en ellos.  Además también pueden sufrir de dermatitis, problemas respiratorios, intolerancias alimenticias, alergias y un montón de problemas médicos más.

Pero, ¿dónde está el origen de esta situación? Pues en el deterioro de los hábitos alimenticios saludables desde la niñez.  La mayoría de las veces, los niños sufren este tipo de afecciones por carencia de nutrientes y exceso de tóxicos y es que por desgracia, ahora último un niño sabe qué muñequito viene en la merienda feliz, pero nunca ha escuchado de la existencia de los guindones o rechaza el trigo o jamás han probado una leche vegetal.

8 de agosto de 2016

Cacao vs. Cocoa y cómo preparar el chocolate caliente más rico y saludable


No soy muy dulcera, pero sí hay algunas cosas dulces que me fascinan, como por ejemplo un pionono, unos alfajores y si es invierno no hay nada más rico que un chocolate caliente.  Pero el de verdad, el que está hecho con cacao.

¿Qué es el cacao?
Theobroma cacao es el nombre científico de esta especie vegetal y popularmente se le conoce como cacao a las semillas o granos del fruto de este árbol, luego de un proceso de fermentado en el que se convierten en una especie de habas o gránulos. Con este elemento se elabora el chocolate.

Entre los múltiples beneficios del cacao, te puedo contar, Eco-Lover, que posee cerca de 300 componentes identificados, de los cuales la gran mayoría son buenos para nuestro organismo.  El cacao encabeza la lista de alimentos con propiedades antioxidantes ocupando el puesto número 1 y por encima del té verde, el acaí, el vino tinto y las bayas de Goji, ya que posee más propiedades que todas ellas, juntas. El cacao contiene altos contenidos de magnesio, el hierro y el cromo.  Como resultado de su alto contenido en cromo, ayuda increíblemente para bajar de peso en las cantidades adecuadas.

Ayuda a regular las cantidades de azúcar en la sangre. También contiene anandamida, un compuesto químico orgánico que funciona como regulador del humor natural. Este compuesto también muestra tener efectos sobre la concentración, el enfoque, el amor y el placer, de forma favorable en varios casos. Hay quienes sostienen que el cacao también posee propiedades afrodisíacas y que es un estimulante natural del amor.

Cacao vs. Cocoa
Las propiedades del cacao no son las mismas una vez ya procesado el mismo, es decir cuando es convertido en cocoa, dado que al ser procesado, pierde siempre la mayor parte de sus propiedades sobre todo si les son agregados aditivos tóxicos como son los conservantes o azúcares refinados y artificiales. 

Cacao:
Ayuda en dietas reductoras
Promueve una piel sana
Alto en antioxidantes
Mejora estados de ánimo
Contiene Vitaminas y Minerales esenciales
Mejora las funciones del cerebro
Apaga migrañas
Promueve salud del corazón
Afrodisiaco

Cocoa (Casi todos los dulces de chocolate que se compran en el supermercado, barras y polvo):
Bajos niveles de cacao
Procesado
Refinado al calor
Despojado de nutrientes
A menudo contiene: azúcares, grasa de leche y sabores artificiales.
Puede causar sobrepeso.

Ahora que sabes la diferencia entre Cacao y Cocoa, te será mucho más fácil escoger una tableta de chocolate cuando vayas de compras.

Receta: Chocolate caliente rico y saludable
Últimamente el mercado nos ofrece muchas opciones para que puedas preparar “chocolate” caliente en casa. Y lo pongo entre comillas porque en realidad, como te acabo de explicar, ese tipo de productos poco tienen de Cacao y más bien están llenos de saborizantes artificiales, carragenina, edulcorantes artificiales, grasa y también puede contener jarabe de maíz, ingredientes que resultan perjudiciales para la salud.

Este es el más delicioso chocolate caliente y sano que puedes probar.

Ingredientes (para 4 tazas de chocolate caliente)
2 tazas de leche (almendra, coco u otra leche vegetal de tu elección)
150 grs. de chocolate que contenga mínimo 60% de cacao.
3 grs. de maicena.
1 cucharada de miel pura orgánica o de agave.


Preparación
Hierve la leche a fuego mediano.
Troza el chocolate en pedazos pequeños.
Cuando la leche hierva, bátela y baja un poco la intensidad del fuego para evitar que se rebalse.
Agrega los trozos de chocolate, mientras sigues batiendo.  A medida que el chocolate se derrita, agrega la maicena y sigue batiendo.
Una vez que la maicena se haya disuelto y el chocolate esté derretido, sigue moviendo y deja que el chocolate hierva hasta que comience a burbujear.  Tan pronto esto suceda apaga el fuego, para que no se vuelva tan espeso.
Sirve inmediatamente y disfruta de este delicioso chocolate caliente.

Si deseas puedes agregarle un poco de canela, clavos de olor o incluso vainilla durante la preparación, para darle el sabor de chocolate de Cuzco al que estamos acostumbrados los peruanos.

¡A seguir trabajando por una maternidad sostenible!