28 de enero de 2016

Consejos para elegir la guardería ideal para tu bebé

Primer día de guardería de mi Cata, allá por el año 2012
Últimamente escucho que más y más mamás optan por dejar a sus pequeños en una guarderíaLos nuevos parámetros sociales y las miles de responsabilidades que debemos afrontar día a día nos han llevado a recurrir a estas instituciones, ya sea por necesidad o por elección propia.

En mi caso, la decisión de llevar a mi Cata a la guardería tuvo que ver, en primer lugar, con el hecho de que debía ayudar a mi esposo con la administración de su negocio, además de tener que ocuparme de las cosas de la casa y, en segundo lugar, porque no tenía a nadie de confianza quien pudiera cuidarla mientras trabajaba. 

No conocía nada sobre este tema, así que comencé a averiguar sobre el asunto.  Me di cuenta que en realidad hay muchos nidos que brindan este tipo de servicio, que puede ser por horas o todo el día.  En algunos lugares hasta les brindan el almuerzo a los pequeños y reciben a bebitos desde los cuarenta y cinco días de nacidos. 

Debo decirles que la decisión fue un poco difícil de tomar porque de alguna manera sentía que estaba dejando de lado a mi bebé de sólo ocho meses.  Me sentía mal de dejarla al cuidado de personas extrañas porque pensaba que nunca nadie va a cuidar mejor a un bebé que su propia mamá.  Me llegué a sentir hasta un poco egoísta, pero luego analizando bien la situación, me di cuenta que era necesario.  Es complicadísimo para las mamás el punto en el que debes ver qué es lo mejor para tu bebé y también qué es lo mejor para ti, porque es como una pelea entre tu corazón y tu cerebro, así que luego de analizar y con mucha calma, los PROS y los CONTRAS, decidimos ir en busca de la mejor guardería para mi Cata.

Tuvimos la suerte de encontrar a CUIDARTE y a su maravilloso equipo.  Un lugar mágico, lindo,  limpio, seguro, divertido.  En los casi cuatro años que mi nena estuvo ahí la cuidaron con mucho respeto y amor.  Tienen toda una filosofía de vanguardia muy interesante respecto a la educación que nos gustó mucho desde el principio y que se adaptaba perfectamente a lo que queríamos para mi hija.   Sin embargo, debo confesar que al principio, tenía mucho temor, como mi beba era tan chiquitita, dudaba de muchas cosas, como si estará bien vigilada, si la tratarían con cariño, si va a estar bien, etc.  Pero poco a poco los miedos fueron pasando.  Vi que mi Cata se divertía mucho sociabilizando con otros niñitos mayores e incluso menores que ella.  Corroboré que la atendían de acuerdo a mis estándares, el lugar era seguro y el ambiente maravilloso.  También recibe la estimulación necesaria para desarrollarse adecuadamente (motriz, intelectual y socialmente).

Mi hijita fue a CUIDARTE desde que tenía 8 meses hasta diciembre pasado y siempre hemos estado muy tranquilos y contentos con esta elección.  La veo muy desenvuelta para su edad, cuando vamos a los parques sociabiliza sin ningún problema con otros niños, se desenvuelve muy bien con otras personas y lo que más me gusta es que ha desarrollado una inclinación musical bastante fuerte, baila, canta y quiere tocar todos los instrumentos que encuentra a su paso.

Aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán al momento de elegir una guardería:

-        Visita el centro de cuidado infantil que te interese y pide que te dejen ver las instalaciones.  Lo ideal sería que la visita se lleve a cabo cuando la guardería está en funcionamiento para que veas la forma de trabajar y el ambiente.

-        Asegúrate que el sitio cuente con los registros y autorizaciones correspondientes, a fin de asegurar la salud y seguridad de tu niño.  También es importante que los profesionales al cuidado de los pequeños sean calificados y certificados.

-        Conversa con la directora y las cuidadoras y que absuelvan todas tus consultas.  Observa la interacción que tienen con los niños, que jueguen, les hable, les sonría, los estimule y sea cariñosa.

-        Si es posible, conversa con padres de otros niños que asistan al centro.  También puedes solicitar alguna recomendación a familiares o amigos cercanos.

-        Elige la guardería que no sólo cuide bien a tu bebé, sino que también le brinde un ambiente educativo estimulante para que el pequeño juegue y aprenda.  Deben tener un programa claro de trabajo.

-        La guardería debe cumplir con medidas de seguridad básicas:  rejas en ventanas y zonas peligrosas como escaleras, piscinas, etc.; extintores, botiquín de emergencias, señalización, salidas de emergencia, que las conexiones eléctricas no estén al alcance de los niños, etc.

-        Es recomendable que tenga una mayor cantidad de adultos por niño y que exista mucha atención individual.

-        El espacio debe ser el adecuado, amplio y bien iluminado. Mira con detenimiento la higiene del lugar y de los juguetes que usará tu bebé.

-        La cercanía a tu casa es un elemento muy importante.  El trayecto a recorrer debe ser corto, sin embargo, también se puede elegir una guardería cercana al trabajo del papá o de la mamá.

-        Si en la guardería preparan la comida, debes visitar la cocina, conocer a la persona encargada y averiguar qué alimentos comprenden el menú.  La limpieza e higiene son esenciales.

-        Pregunta sobre cómo organizan la hora del descanso, el tipo de cunitas que utilizan y si tú debes llevar un juego de sabanitas o mantitas.

-        Averigua los horarios de atención y analiza si se ajustan a tus necesidades.  Pregunta los costos y los servicios que brindan.  Consulta si debes llevar tus propios pañales, toallitas, cremas y si es necesario llevar una muda adicional de ropa.

-        Finalmente asegúrate que el lugar te genere confianza y sientas que tu bebé estará en un ambiente bonito y amigable.




0 comentarios:

Publicar un comentario