1 de febrero de 2016

Mi elección por Pampers y las licencias que a veces nos damos las madres

Al estar embarazada, leí un poco sobre la existencia de los pañales de tela, sin embargo a pesar de considerarme una persona que hace lo posible por respetar el medio ambiente, de plano dije NO porque me imaginé que sería demasiado trabajo y opté por la decisión más fácil: los pañales desechables.  Los probé de todas las marcas, las conocidas e incluso las que venden en grandes cantidades en tiendas especializadas y definitivamente mi mejor opción fue Pampers.

¿Por qué? Pues porque a mi parecer son más cómodos, frescos y livianos, pero al mismo tiempo son los  que aguantaban más la pilita. Además, mi nena nunca sufrió de pañalitis con ellos.

Mi Cata con casi un año recién comenzó a usar pañales de tela.
Imagino que muchas de ustedes están al tanto de alguna oferta especial de pañales en algún supermercado, yo hacía igual. Tan pronto salía una oferta, volaba y me llevaba por lo menos 4 paquetes de pañales Pampers Juegos y Sueños y en el mejor de los casos los Pampers Premium Care.

En paralelo también hacía lo posible por usar algodón y pañitos de tela para asear a mi nena en cada cambio de pañal o cuando fuera necesario, pero también recurría a los pañitos húmedos comerciales.  Igual, probé de todas las marcas pero basándome en un tema de ingredientes y de suavidad, hacía lo posible por elegir las Toallitas Húmedas Pampers Sensitive, para mí, la mejor opción en el mercado.

Aunque me iba muy bien con los pañales desechables e incluso estando mi Cata a punto de cumplir un año, tuve la oportunidad de informarme muchísimo más.  Me sorprendí al descubrir que el mundo de los pañales de tela es inmenso y sin más vueltas, decidí adquirir un pack de este tipo de pañales y de a pocos mi colección fue creciendo.  Es así que pude constatar de primera mano, que los pañales de tela son una alternativa económica, ecológica y saludable.  Mi conciencia ecológica estaba tranquila y mi nena también, así que durante poco más de un año ambas estuvimos contentas con nuestra elección “verde”.

Mi nena con casi dos años, los pañales de tela comenzaron a quedarle pequeños.
De pronto, mi nena, que siempre ha sido una niña grande, creció demasiado y no entraba más en los pañales de tela, ni siquiera en los de talla grande.  Es así que por practicidad tuve que recurrir nuevamente a los pañales desechables, que felizmente sí le quedaban.  Es más, usé los Premium Care durante las noches, hasta hace un año atrás. Gracias a Dios, el cambio no le afectó a mi nena, su piel continuó igual de bien.

Lógicamente, sentí que estaba traicionando mi conciencia ecológica, pero en este caso, no había vuelta que darle, además en cuestiones de crianza, muchas veces, por necesidad más que nada, las madres debemos ser prácticas, claro, sin poner en riesgo la salud de nuestros pequeños.

Y da la casualidad que a inicios del año pasado, me contactaron de Pampers y me invitaron a formar parte de la Red de Mamás Pampers, una hermosa comunidad en la que ellos comparten diferentes contenidos sobre crianza, crecimiento y desarrollo de nuestros bebés.

Justamente la semana pasada se llevó a cabo la primera edición de Conexión Pampers en la que tuve la gran oportunidad de conocer un poco más sobre la marca, los productos que ofrecen como lo Pañales y las Toallitas húmedas.  Así mismo, nos brindaron una interesante charla con el reconocido pedriatra Dr. José Recoba en el que nos hablaron de la importancia del sueño en los bebés.  Aquí comparto contigo algunos alcances:

Sobre Pampers:
  • Más de 50 años en el mercado.
  • Marca de pañales #1 en el mundo.
  • Marca de pañales más usada en los hospitales de EEUU.
  • Se preocupan por el desarrollo sano y feliz de los bebés, por lo tanto su compromiso es ayudar a los niños a crecer en un medioambiente seguro, saludable y sustentable, entregando productos que beneficien a los bebés de hoy y las generaciones futuras.
  • En el camino de sustentabilidad los ha llevado a reducciones significativas en el uso de agua, energía y materias primas, así como también una reducción en las emisiones de gases durante el proceso productivo y  transporte. Durante los últimos 20 años usan entre un 40-50% menos de materiales en los pañales y 70% menos de materiales en el empaque.
  • Los materiales pasan por rigurosos procesos de seguridad para no causar irritación.


Sobre las Toallitas Húmedas Pampers:
  • Contiene Agua Purificada.
  • No contiene Alcohol.
  • Tienen fibras flexibles.
  • Son prácticas, te salvan en emergencias y sirven para todas las edades de tu bebé.

Sobre los Pañales Pampers:
  • Son muy suaves y frescos permitiendo que la piel de tu bebé respire.
  • Tienen una malla ultra absorvente y un sistema de capas que encierra la humedad.
  • Ajuste cómodo y flexible.
  • Exclusiva Loción protectora  que ayuda a proteger la piel de tu bebé.
  • Los pañales para Recién Nacido tienen un indicador de Humedad que te ayuda a saber cuándo cambiar a tu bebé.


Sobre el sueño del bebé:
  • Es vital. Tanto más que el comer.  Sin comida morimos en un mes, pero sin dormir apenas sobrevivimos cinco días.
  • Pasamos el 25% de nuestra vida, durmiendo.
  • A los dos años de edad hemos dormido 13 meses.
  • Para que tu bebé logre el descanso que requiere, es necesario que todo su entorno sea propicio y uno de los factores que lo ayudará a dormir más es justamente contar con un pañal que lo mantenga seco durante las horas de sueño.

Y no olvides Eco-Lover, que debes ser respetuosa y más que nada empática con otras madres que puedan tener un tipo de crianza o hábitos distintos a los tuyos. ¡A juzgar menos y a apoyarnos más!



0 comentarios:

Publicar un comentario