15 de marzo de 2016

¿Qué es “Consumir Responsablemente”?

Cuando llegamos a un supermercado a hacer las compras nos ponemos a merced de estas grandes cadenas que nos “orientan” sobre qué comprar y qué no.  En ese momento, un consumidor regular elige un producto por su marca, apariencia, funcionalidad y precio.  Pero te has preguntado alguna vez si ¿realmente necesitas lo que compras? o ¿por qué compras o consumes un determinado producto o servicio en lugar de otro? y por último ¿conoces alternativas de compra sustentables? 

Justamente es eso lo que hace un Consumidor Responsable: saber lo que necesita y por qué lo necesita, asume con responsabilidad sus elecciones de compra.  De esta manera te conviertes en agente de cambio real en los hábitos de consumo, no sólo de ti y tu familia, sino de la sociedad.  Tu poder puede llegar a influir en las formas de producción y la manera de actuar de las empresas que nos brindan los productos o servicios que consumimos.  Al comprar un producto debemos tener otras cuestiones en mente, debemos estar informados sobre las empresas detrás de las marcas, qué tipo de prácticas económicas realizan, cómo tratan a sus empleados, de donde son originarias y todo esto se puede saber prestando especial atención al empaquetado y a las etiquetas del producto.




Entonces, ¿cuáles son las características del Consumo Responsable?  Es comprar preocupándose por lo que se compra, sabiendo tus derechos y obligaciones como consumidor; es darse tiempo de analizar todas sus necesidades y llegar a la conclusión de adquirir lo que necesita; es preferir alternativas sustentables y adquirir productos que se preocupan por el bienestar ambiental, es darse tiempo de leer las etiquetas y hacerle saber a las marcas de tu elección y opinión en cuanto a la producción y calidad de los productos que adquieres.

Ahora que conoces tu poder ¿qué esperas para convertirte en un consumidor responsable? Aquí te brindo algunas ideas para que empieces la próxima vez que vayas de compras:

  • No apoyes la piratería comprando videos o música pirata.  En todo caso, en internet hay miles de páginas y aplicativos para poder descargar las cosas que te interesen, sin generar residuos tóxicos para el medio ambiente como los CD’s.
  • Compra en tiendas orgánicas, los mercados cerca a tu casa o en las Bioferias.
  • Exige Factura o Boleta de Venta.
  • Prefiere productos en tamaño familiar que generan menos residuos por unidad.
  • No adquieras productos o servicios a través de tramitadores ilegales.
  • No compres productos robados o sospechosos.
  • No evadas el pago de impuestos.
  • Busca productos frescos y que tengan menor cantidad de empaques.
  • Utiliza bolsas de tela al comprar.
  • Compra productos que se puedan reutilizar o que tengan refil.
  • Consume productos líquidos comercializados en envases de vidrio retornables.
  • Adquiere juguetes que no necesiten pilas.
  • Evita consumir productos envasados en latas, ya que para su fabricación se utilizan metales cuya extracción es muy costosa y altamente contaminante.
  • Compra alimentos y carnes que no estén embalados con tecnopor.
  • Evita los aerosoles, consume productos que no estén presentados en spray para no seguir destruyendo la capa de ozono.
  • Si compras algún electrodoméstico, elige una marca que cuente con una etiqueta ecológica que garantice que su producción fue realizada bajo estrictas normas de protección del ambiente y que el consumo de energía sea menor.  No olvides de exigir la garantía del producto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario