5 de abril de 2016

7 cosas que probablemente te olvides de limpiar y consejos para hacerlo de manera efectiva y natural


Con el cambio de clima se nos vienen encima todos los virus habidos y por haber y los más perjudicados son siempre nuestros peques que la mayoría de veces son las primeras víctimas de infecciones en la pancita o respiratorias.

Es en este momento en el que algo se despierta dentro de una mamá y se transforma en Mónica Geller de Friends intentando mantener el espacio de nuestros chicos limpio y sin gérmenes. 

La limpieza del hogar es algo que se debe hacer a profundidad por lo menos una vez por semana y mantenerla día a día. Sin embargo, hay muchos espacios y objetos que seguramente olvidas limpiar y que son un nido de gérmenes, como por ejemplo:


Los interruptores de luz y las manijas de las puertas. Estos son objetos que tocas todo el tiempo, al llegar de la calle, luego de cocinar y la mayoría de veces lo haces con las manos sucias. Y no sólo tú, sino que todos los que viven allí y visiten tu hogar.

Esponjas y trapos de la cocina. La vida útil de éstos no es muy larga, además son económicas y en todo caso, podrías reciclar ropa que ya no uses para darles una segunda vida como trapeadores, por ejemplo. No olvides que durante ese tiempo es importante desinfectarlas para no contaminar lo que realmente deseas limpiar.

Toallas, almohadas y sábanas. Durante la noche tú mismo contaminas tu almohada y sábanas, además los ácaros, presentes en el polvo se potencian con la humedad y el calor.  Y ni qué decir de la toalla de mano del baño que todos usamos.  Todo esto ocasiona las ya conocidas alergias respiratorias que no hacen más que asustar a todas las mamás del planeta. Generalmente está recomendado cambiar las sábanas y toallas por lo menos una vez por semana y de preferencia que tu peque tenga su propia toalla de mano.

Secadores de tela. Corren una suerte similar a las esponjas, aunque no están en contacto directo con la suciedad, el aire, humo y la grasa los ensucian y contaminan.  Lo ideal es cambiarlas y lavarlas muy bien dos veces  a la semana. 

Control remoto, teclado, mouse, teléfono de casa, celular, tableta, etc. Todos estos artículos son lo que más contacto tienen con las manos de todos los que viven en casa y los que la visitan. Pero no sólo eso, también se estornuda y tose sobre ellos, sin embargo son los más olvidados a la hora de limpiar, por lo que deberías comenzar a prestarles más atención.

El baño.  No descuidar la limpieza profunda de todo el baño, tanto como el inodoro, la grifería, la ducha y hasta el espejo.


Los juguetes de los chicos. Definitivamente son un foco de gérmenes porque se pueden caer al piso y luego nuestros peques se los meten a la boca.  Es importante mantener limpio el área de juego de tu niño y debes limpiar sus juguetes por lo menos cada dos semanas.

¿Cómo limpiar los gérmenes de forma efectiva?

Como te conté en este artículo, puedes hacer la limpieza de tu casa con productos económicos, sin necesidad de comprar limpiadores y líquidos costosos llenos de químicos.  Prepara tu escuadrón de limpieza con: vinagre de manzana, alcohol, bicarbonato de sodio, agua y limón.

Sobre superficies como el control remoto, teclado y otros aparatos electrónicos puedes usar alcohol o vinagre.

En el baño usa una mezcla de dos partes de vinagre por cada parte de bicarbonato de sodio. Aplica con un trapo o esponja y deja actuar.

Para las toallas, sábanas, secadores y esponjas la mejor fórmula es preparar una solución de tres partes de agua, por una de vinagre y media de bicarbonato. Sumérgelos durante media hora y lava como de costumbre.

Los interruptores de luz y las manijas de las puertas las puedes limpiar con alcohol o con vinagre.

Los juguetes de los chicos los puedes sumergir en un balde con agua y media cucharada de bicarbonato de sodio o en todo caso, limpiarlos con un trapo limpio mojado con alcohol o vinagre.


Espero te sean útiles los consejos que te brindo hoy, recuerda que la prevención es la mejor medicina que hay.

0 comentarios:

Publicar un comentario