4 de mayo de 2016

Borra las marcas de los plumones permanentes de manera natural


Dos de las cosas de la casa que menos me gustan son lavar ropa y limpiar.  Por eso, cada vez que mi Cata traía una prenda con alguna mancha, sufría.  Pero aunque no lo creas, desde que descubrí el poder que tienen productos naturales como el limón, el vinagre o el bicarbonato, esta tarea me resulta muchísimo más suave.  Claro que hay cucos a los cuales aún me enfrento, que dejan unas manchas difíciles de sacar, como es el caso de los plumones permanentes.  

Pero no desesperes, porque hay varios trucos caseros para borrar este tipo de manchas, pero depende de la superficie de la que las quieras quitar.  Por ejemplo:

Ropa: Es muy probable que tengas un Picasso en casa, no te preocupes, las manchas en la ropa son posibles de quitar.
Si la mancha acaba de ocurrir, ve de inmediato a la cocina y coloca papel toalla sobre la mancha. La idea es que absorba la tinta, cámbialo cada tanto para que siga haciendo el trabajo. Luego lava con agua fría y una mezcla de bicarbonato con un poquito de vinagre sobre los restos de tinta.  Nunca uses agua caliente ni secadoras ya que el calor podría hacer que la tinta se fije más al tejido.
También puedes probar aplicando un poco de gel de manos sobre la mancha. Dejas actuar unos minutos y luego lavas la prenda como de costumbre.

Pizarras y otras superficies: En las pizarras de acrílico la solución es simple: un trapito limpio, mojado con alcohol quitará en pocas pasadas la marca.  También puedes sacar la mancha con un borrador de lápiz.

Y aquí te tengo otro consejo. Para dejar como nueva una pizarra de acrílico debes mezclar un poco de agua con bicarbonato de sodio y aplicar sobre las manchas con un trapo limpio o esponja. Deja actuar unos minutos y limpia con alcohol. Notarás mejoras inmediatas, pero para mejores resultados es importante limpiar cotidianamente la superficie con esta mezcla blanqueadora.  Esta misma solución puede aplicarse en otras superficies como maderas, plásticos, acero inoxidable y maderas laminadas.

Paredes: Las paredes son porosas, por lo tanto, requieren un tratamiento especial para quitar las marcas permanentes.
Prepara una pasta mezclando un poco de pasta de dientes con bicarbonato de sodio (la pasta de dientes por si sola puede actuar bien) y un poquitito de agua. Mezcla bien para que se haga una pasta homogénea.  Pon esta mezcla en un trapo limpio y pásala poco a poco por la mancha hasta eliminarla completamente.  Cambia la sección del trapo a medida que vas trabajando, ya que se irá manchando y podría expandir más la mancha. Deja actuar unos minutos y retira los restos de pasta dental con un trapo limpio y húmedo. Este truco también puede ser usado en maderas y otras superficies.

He leído que la laca de cabello también es buena para estos casos, pero no la he probado.

Alfombras y tapicería:  Utiliza vinagre blanco para eliminar manchas de marcador indeleble (y otras) de alfombras y tapicería. Este ingrediente es abrasivo, pero no demasiado como arruinar los tejidos. Vierte vinagre blanco sobre la mancha y deja actuar unos 3 minutos con una toalla seca encima. Luego retira poco a poco la mancha, evita frotar para no expandir la tinta.

Madera: Leche de vaca y un trapo limpio serán suficientes para remover la tinta indeleble de las superficies de madera.

Cerámica o Vidrio: Mezcla pasta de dientes y bicarbonato de sodio y con esto la marca desparecerá de inmediato.

Consejos varios:

  • Recuerda que las manchas siempre serán más fáciles de quitar si actúas rápido. 
  • Aunque todos estos trucos son efectivos, la eliminación de la mancha dependerá de la antigüedad de la misma y de la porosidad de la superficie. En algunos casos puede quedar como nueva, pero otros quizás quede una tenue mancha. 
  • Antes de probar cualquier truco prueba en una pequeña parte de la mancha, para evitar daños en la superficie o la expansión de la mancha.
¡Suerte y a seguir trabajando por una Maternidad Sostenible!

Virginia

0 comentarios:

Publicar un comentario