19 de junio de 2016

¿Sabes cuál es el origen del Día del Padre?

¿Sabías, Eco-Lover, que el Día del Padre se empezó a celebrar gracias a la iniciativa de una mujer?



Te presento a Sonora Smart Dodd (Arkansas, 1882-1978).  Era la mayor de 6 hermanos. Su madre murió en el parto del sexto y último nene, cuando ella tenía 16 años y su padre, William Jackson Smart, era un veterano de la Guerra de Secesión. 

El reto era difícil: un hombre y seis inquietos niños a quienes cuidar y mantener.  Pese a las complicaciones, el señor Jackson los crió con mucho tino y amor.  Fue un padre ejemplar, dedicado y amoroso.

Cuenta la historia que el Día de la Madre del año 1910, Sonora acudió a la Inglesia y escuchando el sermón que ensalzaba las virtudes y bondades de las madres pensó que también debían ser reconocidos los padres  que, como el suyo, se entregaban a la crianza de sus hijos. En aquel momento, Sonora tenía 28 años y era madre de un niño llamado Jack.
Aquella idea e inspiración la acompañó toda su vida y años más tarde escribiría varias cartas al presidente Johnson y el senador Russell Long, la última en 1966, proponiendo la celebración del Día de Padre.

Su acción daría sus frutos y en 1971 la propuesta prosperó y se declaró el primer Día del Padre  en Estados Unidos. Sonora contaba ya 89 años.

De esta manera, Sonora Smart Dodd se convertía en la madre del Día del Padre.

La celebración tuvo gran acogida en Estados Unidos y empezó a celebrarse también en otros países. Actualmente el Día del Padre se celebra en más de 30  países aunque la fecha varia según la tradición.

En países como el nuestro, se celebra el tercer domingo de junio. Un día como hoy.


El origen y la intención de este día es celebrar la paternidad y el papel del padre en la crianza de los hijos.

En definitiva, celebramos el compromiso y el cariño, venga de donde venga, sea de sangre o de corazón.  Así mismo, aplaudo de pie a las valientes madres que tuvieron que convertirse también en padres y velan por sus hijos sin cansancio y con muchísimo coraje.

¡A seguir trabajando por una paternidad sostenible!




0 comentarios:

Publicar un comentario