18 de agosto de 2016

No captures pokémones, busca aves



Durante los últimos días, los niños y no tan niños, se han visto envueltos en la nueva moda de capturar pokémones con un celular, pero ¿sabías Eco-Lover que desde hace años existe una alternativa educativa y que acerca verdaderamente a nuestros chicos a la naturaleza?

eBird, es una aplicación gratuita para dispositivos electrónicos que registra esta actividad ornitológica.  La promueve la universidad estadounidense de Cornell y permite al aficionado el avistamiento de aves y al ornitólogo profesional registrar a través de su celular o tableta las aves que identifica, así como una amplia información sobre el lugar y las condiciones de su observación, visual o por el canto del pájaro, que pasa a una gran base de datos mundial.

Esta aplicación puede ser usada por cualquier aficionado, ya que no requiere conocimientos específicos, como conocer el nombre científico de la especie y definitivamente te la recomiendo frente a la moda de capturar iconos digitales.
Las persecuciones de Pikachus, Charmanders o Ratatas virtuales se pueden sustituir por la localización y documentación informática de alguna de las muchas especies de aves que viven o migran en nuestro país y que cada año atraen a miles de observadores y de ornitólogos.

Pero, ¿dónde observar aves en Lima?

Aunque no lo creas, Eco-Lover es muy fácil conectarse con la naturaleza, en nuestra caótica ciudad. Tanto así, que se puede llegar a ella en un micro o una combi. Lo primero que debes hacer es descargar la aplicación eBird y conseguir un binocular.

Pantanos de Villa (Urb. Los Huertos de Villa – Chorrillos): atesoran un sinfín de especies de la vida vegetal y animal. La garza blanca mayor, el huerequeque, el pato colorado, el halcón peregrino, el gavilán acanelado, son las que más destacan entre las aves. Su avistamiento es sencillo desde cualquier punto estratégico (caminos o botes). La vista panorámica es espectacular.

Humedales de Ventanilla (Zona centro occidental del distrito de Ventanilla): su ubicación, temperatura y humedad ha permitido que se registren una gran cantidad de aves migratorias y residentes. La cifra alcanza 43 especies, entre las que destacan: las gaviotas grises, las rayadas y peruanas, las garzas blancas y azules, los patos colorados y amarillos, las cigüeñas, entre otros.

Reserva Nacional de Lachay: la observación de aves es una de las principales actividades que este lugar ofrece a los visitantes, ya que varias especies están confinadas a esta zona. Como por ejemplo el Minero de Pico Grueso, Minero Peruano, Perico Cordillerano, y algunos colibríes como El Colibrí de Cora, Colibrí Cola Horquillada, que suelen ser muy activos en las plantas con flores.

Pucusana: la fauna de Pucusana tiene especies típicas que están estrechamente asociadas a las aguas del mar frío de la Corriente de Humboldt. El Zarcillo, Piquero peruano, la Gaviota peruana, el Pelícano peruano y el Pingüino de Humboldt, son comunes aquí.

Santa Eulalia: la parte baja del valle de Santa Eulalia alberga también una variedad de aves de mucho interés, de las cuales muchas de ellas están confinadas a esta zona de sierra.

Islas Ballestas: Hay varias excursiones que salen los domingos por la mañana, desde el Yatch Club del Callao y que realizan tours por las islas cercanas (San Lorenzo, Frontón, etc.) y en el trayecto podrás observar una diversidad increíble de aves marinas como Gaviotas, Salteadores, Pinguinos, Pelícanos, entre otros.

¿Qué te parece esta aplicación, Eco-Lover? ¿Alentarías a tu peque a buscar aves?

¡A seguir trabajando por una maternidad sostenible!

0 comentarios:

Publicar un comentario