5 de diciembre de 2016

Semana 2: Ajustándome a los cambios y encontrándome

Esta es la segunda y última semana en la que tengo que seguir con las metas acordadas con Estefanía (*):

1)        Comer más ensaladas.
2)        Reemplazar la mantequilla de leche, por mantequilla de maní o de almendras.
3)        Empezar a bailar.
4)       Prestarle mucha atención a mi cuerpo y documentar que síntomas te manda después de los alimentos que comes; dolor de cabeza, cansancio, poca energía, inflamación estomacal, etc.
5)        Visitar a mi Papapa y conversar con él.

Y estos son mis avances:

Meta 1, retroceso.  Esta semana la he tenido llena de reuniones y salidas por la noche. Con pena debo confesar que casi no he podido comer ensaladas. No he tenido tiempo.

Meta 2, en proceso. Probé una muy rica Mantequilla de Maní de Fit Food que compré en Mara Biomarket.  La comí con un pan y me gustó mucho.  El sabor es distinto, pero no me está costando mucho el cambio.


Meta 3, en proceso. Ya he coordinado para empezar a bailar marinera la próxima semana ya que esta la tengo súper comprometida con un montón de cosas por hacer. 
Sin embargo, logré ir a mi clase de prueba de Yoga con Sharmila Kaur Yoga.  Tuve la flojera del mundo entero para salir de mi casa, es más, iba a cancelar, pero finalmente salí.  Empecé la práctica suavemente, tomando en cuenta lo importante que es respirar.  Sentí mis músculos, mi cuerpo, tome conciencia de mis movimientos y después de la primera mitad de la clase en un ambiente realmente hermoso, rodeado con energía bonita y buena música, sentí algo que no recordaba y que no sentía hacía muchísimos años: que el tiempo era mío, que estaba haciendo algo que me gustaba y que quería hacer, sólo para mí.

Y terminé mi práctica sin mucho sufrimiento, es más, mejor de lo que pensé y principalmente feliz y contenta de haber tenido la suerte de regalarme y de disfrutar de ese momento conmigo misma. 

Al día siguiente, para continuar con los engreimientos, fui a hacerme unos masajes relajantes en Hands On y quedé totalmente fascinada con el excelente servicio que ofrecen. Nunca he sido de recurrir a este tipo de tratamientos debido a una enfermedad que tengo en la piel, la poco conocida Psoriasis.  Sin embargo, como también me he propuesto salir de mi zona de confort, decidí dejarme llevar y más que nada disfrutar.  Salí relajada y muy contenta.  El equipo de profesionales de Hands On es A1, se esmeran muchísimo en cada detalle, realmente trabajan todos los sentidos. Y lo que más me gustó y me hizo sentirme cómoda fue la empatía de la Bodyworker que me hizo el tratamiento, no tuvo ningún reparo en tocar mi piel directamente con sus manos, cosa que aprecio y valoro infinitamente. 

Coincidentemente, esta semana fui invitada a algunas charlas, eventos y presentaciones.  La verdad, es que nunca he terminado de sentirme cómoda asistiendo a este tipo de actividades. No soy muy sociable y a veces el tiempo tampoco me ayuda.  Pero, como mencioné anteriormente, uno de los retos que me he autoimpuesto es salir de mi zona de confort, he asistido a todo lo que me han invitado.  Y me la he pasado muy bien, porque no sólo he tenido la oportunidad de aprender, también he comido, me he divertido, me he distraído y he podido compartir algunos minutos con otras amigas que también bloguean. 

Meta 4: en proceso.  Una de estas noches tan agitadas, para no dormir sin nada en el estómago, cometí el gran error de comer lo último que quedaba de una caja de cereales tradicionales y yogurt también de marca comercial.  Realmente yo no consumo este tipo de productos y definitivamente no lo haré nunca más ya que la cantidad de azúcar que tienen es escandalosa.  No me cayó mal, pero se me hizo tan difícil comer, que lo tuve que dejar.  

Hace dos noches, por el mismo motivo, me serví cañihua con cacao de Miski Andino, arándanos y yogurt natural de Huampaní Chacra Orgánica que compré en Mara Biomarket y definitivamente fue otra cosa. Delicioso y muchísimo más natural y sano.



Meta 5: en proceso. Debí haber ido ayer al cementerio a visitar a mi papapa, pero el tiempo no me alcanzó para hacerlo.  De todas maneras, mi papapa y el tema que tengo con él es algo en lo que pienso casi a diario, tratando justamente de encontrar la manera de solucionarlo.  Reprogramo la visita, para el domingo que viene.

Creo que algo he avanzado, sin embargo, termino esta semana con la sensación de que pude haber hecho muchísimo más.

A ver que me dice Estefania...



(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

1 comentario: