20 de diciembre de 2016

Semana 4: La peste y el regalo que me hizo el universo

Mi semana 4 empieza a full con mi Cata enfermita, no ha ido al cole y yo, que siempre me peleo con el tiempo, ando dedicada de manera exclusiva a ella.  La salud en este país es terrible, contando con seguro particular, he tenido que esperar desde cerca de las 3pm, hasta las 7:30 a que atiendan a mi niña. Felizmente ya está con tratamiento y eso me deja muchísimo más tranquila.  Una que necesita tiempo en la vida y lo viene a perder esperando y esperando horas de horas. ¡No es posible!

Sin embargo, la vida es increíble, siempre te sorprende enviándote mensajes.  Participé en un sorteo de Facebook y tuve la inmensa suerte de ganarme un hermosísimo Japa Mala de Chaska Joyería Holística.  Hace tiempo estaba un poco obsesionada con los Japa Mala, quería el mío para recitar mis mantras, pero no sabía dónde los vendían.  Y fue así que de alguna manera le pedí al universo uno y gracias a este sorteo, me gané mi tan querido Japa Mala.  

No lo vi como mera coincidencia, definitivamente es la vida, mis ángeles, algún ser superior que me está advirtiendo tomarme las cosas con más calma, que necesito orar, que necesito tiempo para mí.  Fui feliz con mi nena a recoger  mi obsequio y tuve la linda oportunidad de conocer a la bella Lucero, quien además tuvo un detalle adicional y lleno de amor para con mi Cata, le regaló también su Japa Mala, sin saber que mi niña también canta mantras.  ¡Miles de gracias!


El martes empiezo a sentirme un poco decaída.  El miércoles fue fatal, me agarró una gripe tan, pero tan fea que estuve con 39°C.  Rolando, mi esposo tuvo que salir volando del trabajo, para hacerse cargo de mi Cata.  ¿A quién se le ocurre enfermarse justo ad portas de un feriado largo? Sí, sólo a mí. 

Así se pasaron miércoles, jueves y viernes.  Entre comer algo que podíamos preparar en casa o del chifa de la esquina, dormir y tos.

A pesar de eso, no descuidé mi alimentación. Cero jugos, nada de azúcar, mucha agua. 

Por si no lo recuerdas, estas son las metas en las que me encuentro trabajando:


Encontré un pan de molde sin gluten y como no puedo salir ni a la puerta y ya no hay nada de abarrotes en la casa, decidí comprar por primera vez On-Line.  Qué buen servicio, ¿por qué no lo había usado antes? Realmente encuentras de todo, te ahorras un montón en ir, el tráfico, estar en la tienda y regresar.  ¡Me encantó!  Este me parece un súper tip porque ahorras un montón de tiempo, te tren las compras de la semana a la puerta de tu casa y puedes pagar contra entrega con débito, efectivo o tarjeta de crédito.  ¡Lo máximo!

Recién he logrado sentirme un poco mejor el sábado por la tarde que aproveché en llevar a mi Cata al teatro.  Por la noche, luego de que mi niña durmiera, tuve la posibilidad de ver una peli en casa con mi esposo, después de mucho tiempo.  Esta es una de las muchas cosas que quiero hacer con él. 

El domingo desayunamos los tres fuera de casa, como para celebrar que todos nos sentimos mejor y para cambiar de ambiente. Además hice algo que hace años luz no hacía, me fui de compras.  Compré varias cosas que necesitaba, como para el cambio de clima y para el verano.  Amo H&M, además de ser una empresa con responsabilidad ambiental y social, encuentras ropa muy bonita, con tallas reales, la calidad es buena y los precios excelentes.  Así que terminé el día feliz con un engreimiento, que valgan verdades, mi clóset y yo necesitábamos a gritos.

Otra cosa por la que estoy contenta es que gracias a los feriados y a pesar de mi malestar, he logrado avanzar bastante con el trabajo que tenía pendiente con mi Blog.  El nuevo diseño ya está listo, ha quedado más limpio y fácil de leer, pero aún no acabo con eso.  He avanzado también con otras cosas, así que han sido días fructíferos.

Ya probé mi pan sin gluten y está muy rico, pero con mantequilla de maní creo que no es la voz.  Nada de baile, nada de yoga, ni de visitar a mi papapa, ni de leer, al menos no hasta ahora. ¿Qué me dirá Estefania(*) ahora?


Ok, si el baile o el yoga se me complican por el horario, debo buscar otra alternativa.  Sí, dije que jamás de los jamases volvería al gimnasio, ¡pero necesito moverme!  He averiguado algunas opciones y la verdad es que tendríamos que hacer un esfuerzo ($$$$), pero creo que lo vale.  Estoy harta de estar en un cuerpo que no reconozco como mío.


(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

1 comentario:

  1. Hola Virginia, Gracias por compartirnos tus vivencias. Quería consultarte tendrás la web de donde compraste el pan la he buscado y no lo encuentro. Muchas Gracias!!

    ResponderEliminar