12 de enero de 2017

Semana 7 – Crimen, castigo y lección aprendida

Los días cada vez se ponen más complicados por la falta de tiempo.  Mi Cata está saliendo más temprano del cole y el tráfico por fiestas está empezando a estresarme más de lo que regularmente me estresa manejar.

El fin de semana pasado me he portado muy mal.  En un día retrocedí todo lo que avancé en estos meses. Cometí el crimen de comer mi rico pan de yema (2), con mantequilla y me tomé una taza de leche de vaca con haaarto chocolate.  Ah y por si fuera poco, debo ser totalmente sincera,  me tomé un vasito pequeño de gaseosa oscura, heladita, burbujeante y súper azucarada.

Obviamente, el cuerpo es sabio y después de casi dos meses alimentándome sano, sin gluten, sin lácteos, sin tanta azúcar, me castigó como era de esperarse.  Fue increíble la manera en la que reaccionó, fue al toque y sin piedad.  Definitivamente era como si mi cuerpo me dijera: “No, no y no. No quiero estas cosas, mejor lo elimino de tu cuerpo, ahorita mismo” Y así fue.

El malestar fue terrible, me duró casi tres días y  sí, era como si necesitara desintoxicarme de la grasa, me volví a sentir pesadaza y muy fastidiada.  Con esta experiencia, me queda súper claro que no debo intentar hacerle el avión a mi cuerpo que ya se acostumbró a nutrirse de manera saludable.  Soy yo la que debe ser más consciente con esto, felizmente aprendí la lección.

Me reuní nuevamente con Estefania (*). Me vio muy contenta, llena de energía bonita. Y sí, no sé el motivo, pero es así como siento, contenta, con muchas ganas de hacer cosas y principalmente, tranquila.

Estas son mis nuevas metas para las siguientes dos semanas:


Meta 1, en proceso. Seguimos haciendo baja policía en casa.  Ahora me enfocaré básicamente en la cocina y en mi cuarto. Qué barbaridad cómo se van juntando cosas innecesarias y cachibaches, ¿no?

Meta 2, en proceso. Haré lo posible por dejar varias publicaciones programadas, al menos para fiestas, con el fin de disfrutar más de estos días en familia.

Meta 3, en proceso.  El domingo por la noche empecé a leer un libro que dejé a medias hace más de un año.  Avancé como 10 páginas, pero desde ahí no lo he vuelto a tocar. Espero poder hacerlo en estos días.

Meta 4, en proceso. Luego del crimen cometido los días pasados, me queda súper claro que eliminar el gluten de mi alimentación es primordial.  Me alegra saber que cada vez hay más alternativas, y ricas, gluten free.


Meta 5, en proceso. Lección aprendida. Creo que tuve que sentirme tan mal como me sentí los días pasados para darme cuenta que definitivamente debo eliminar los lácteos de mi alimentación.  Sí, me sigue apenando dejar la mantequilla, pero ni modo.  De ninguna manera me quiero sentir nuevamente tan mal.



Meta 6, sin avances.  Lamentablemente la falta de tiempo me ha hecho imposible el cumplir con el horneado de vegetales. Espero poder hacerlo en estos días.

¡Fuerza de voluntad por favor, no te alejes de mi!


(*) Estefania Belaunde - Certificada en "Coach de Nutrition Integral" del Instituto de Nutrition Integral de la ciudad de Nueva York, tiene un alto conocimiento en nutrición holística, asesoramiento de salud y prevención. Basada en su propia experiencia, ella trabaja con clientes ayudándolos a hacer cambios graduales en su estilo de vida para mejorar y buscar equilibrio en su salud, eligiendo vías que promuevan resultados reales y duraderos.
Síguela en su página de Facebook: Holistic Living by Estefania Belaunde 

    0 comentarios:

    Publicar un comentario