27 de marzo de 2017

Belleza también es simpleza

Foto de Diciembre 2016 - Ingrid Velasquez Photography
Tengo canas desde los 14 años. Empecé a usar tinte a los 19 porque a pesar de mi edad, tenía muchísimo cabello blanco. Incluso embarazada, en cuanto pude, me pinté el cabello con tinte sin amoníaco.  Al poco tiempo de nacer mi Cata, empecé poco a poco a ser consciente de la cantidad de productos químicos que usamos a diario en nuestro cuerpo y decidí buscar soluciones.  Es así, que hace casi tres años tomé la decisión de no pintarme más el cabello. Dejé los prejuicios a un lado y dejé que mis canas y mi color natural simplemente crecieran.  Mi cuerpo estaba libre de toxinas y la verdad es que me sentí súper libre al no tener que depender de un tinte cada tres semanas y del tiempo que se pierde al estar en la peluquería.  Es más, me llegué a sentir muy a gusto con mis canas.

Con mi querida Claudia aka Mamitis - Marzo 2017


Las mujeres necesitamos cada cierto tiempo de un cambio y muchas veces éste se ve reflejado en nuestra apariencia, como por ejemplo, en la forma de vestir, pero principalmente en nuestro cabello. Nos lo cortamos, nos hacemos cerquillo, nos lo cambiamos de color, nos lo alisamos y le hacemos muchas cosas sin tomar real conciencia del daño que le hacemos y a nuestro cuerpo también.  Y ese justamente era mi dilema, quería hacerme un corte simpático y quería cambiar el color de mi cabello, pero sin químicos.

Y como las casualidades no existen, un sábado yendo a recoger a mis perritos de su baño quincenal, encontré revisando el Facebook, un Salón de Belleza muy especial. Y la coincidencia es que al llegar a recogerlos, levanto la mirada y ahí, a un lado, estaba ubicado el Salón, así que sin pensarlo fui a averiguar sobre los tratamientos que ofrecían y los productos que utilizaban.


Sandra, dueña de Mandala, me contó que es un espacio​ de reconexión -  consciente -  saludable - libre de toxinas - en armonía con tu naturaleza y con nuestro planeta.  Re-crear la belleza desde un lugar más coherente, más amoroso, más armonioso y más auténtico...eso es Mandala.  Un Salón de Belleza único, en el que realmente se preocupan por tu cuerpo, ayudándote a reconectar contigo misma y tu belleza natural.

Me sentí totalmente identificada y alineada con todo lo que estaba buscando.

Agendé mi cita de inmediato. 

Ese día, al llegar al Salón, me lavaron el cabello con un shampoo de romero orgánico que olía delicioso.  
¡Chau cabello!
Luego, Sandra se encargó de hacerme un “corte consciente”, indicándome que justamente la fase de la luna en la que estábamos, me ayudaría a que mi cabello crezca bonito.  Me explicó que había estado llevando del lado equivocado la raya de mi cabello, que debía hacerla según el remolino natural de mi cabello ya que esta se conecta con la armonía, expresividad y belleza de mi rostro.

"Corte consciente" y mi cabello 100% natural.
 A continuación me aplicó Henna Orgánica, libre de pesticidas y químicos sintéticos para llevar mis canas de forma atractiva, iluminándome, sin la esclavitud del color permanente, ya que esta alternativa dura aproximadamente entre 3 y 4 meses. Suaviza, hidrata, purifica el cuero cabelludo, sella, otorga gran brillo y da cuerpo al cabello. 

El cabello que me cortaron y el Henna Orgánico que me aplicaron.
Eso sí, tienes que tener mucha paciencia ya que el tratamiento dura un promedio de 3 horas.  Por último me lavaron el cabello y este es el hermoso resultado.


Lindos rayitos que iluminan mi rostro, sin decolorar y sin químicos.
Pude tenerlo todo, bella, simpleza, salud y sostenibilidad.  Además durante todo el tiempo que estuve ahí me acompañó música relajante, mantras y la bonita compañía de Sandra, una mujer muy sabia y con la que tuve la suerte de compartir muchas vivencias.

Realizan todo tipo de terapias faciales, maquillaje, terapias capilares y corporales, exfoliación, depilación, manicure y pedicure, todos con ingredientes naturales, orgánicos y aceites esenciales.  Como puedes ver, es un espacio libre de toxinas, ideal para todos, especialmente para mujeres en la dulce espera y madres que dan de lactar.

Visita el salón, conoce de cerca los tratamientos naturales que ofrece Sandra y agenda pronto tu cita. Toma en cuenta que ya está agendando Mayo.
Dirección: Simón Salguero 466, Piso 2, Surco
Teléfono: 924288848 / 273-0043
Fan Page:  facebook/mandala.bn

Horario de atención: Martes a Sábado de 9 am – 7 pm

¡Sigamos trabajando por una maternidad sostenible!

0 comentarios:

Publicar un comentario