16 de mayo de 2017

Es la mantequilla, ¿saludable?


Sé que muchas mamis se preguntan si el consumo de mantequilla es saludable y en este pequeño artículo, deseo resaltar mucha información importante. 

Primero que nada, ¿cuál es la definición de saludable? Esta palabra abarca mucho, porque para lo que una persona un ingrediente significa saludable, para otra pueda que no.  Por ejemplo, si le preguntas a una persona que lleva una dieta basada en el consumo de vegetales, esa persona creerá que el consumo de mantequilla no es saludable, mientras que una persona que lleva una dieta convencional, te va a decir que sí es saludable.  Ambos tienen un punto, pero en este post queremos que tú mismo determines si es o no apto consumir este ingrediente que es delicioso e imprescindible para muchas personas.

Si bien dicen, la mantequilla aporta calcio y otras vitaminas, pero la verdad es que contiene un porcentaje muy alto de grasas saturadas y un nivel muy alto de colesterol, lo que puede generar problemas cardiovasculares al depositarse en las paredes arteriales y venosas.   

Todos sabemos que la mantequilla proviene de la crema de leche y la leche proviene de la vaca.  Al consumir mantequilla, estás predispuesta a consumir conservantes, hormonas, antiparasitarios, antibióticos, detergentes, desinfectantes de pezones, desinfectantes lácteos, herbicidas, plaguicidas y funguicidas.  Toxinas que día a día, vas introduciendo a tu cuerpo por el consumo no solamente de mantequilla, sino de cualquier otro producto que tenga como ingrediente principal, la leche. 

Por otro lado, para alcanzar una máxima producción, miles de vacas son inseminadas artificialmente. Mediante manipulación genética, la selección y las mejorías en técnicas de explotación, pueden hacer que una vaca produzca 45 litros de leche por día, cuando su capacidad normal es 10 veces menos.  Además sufren constante dolor e infecciones de las ubres.

Si aún consideras que consumir mantequilla es saludable, opta por mantequillas libres de toda toxinas, elaboradas con leche de una vaca feliz donde fue tratada humanamente, tuvo la libertad de caminar y alimentarse comiendo pasto libre en un campo.

Otra alternativa totalmente natural es hacer una mantequilla a base de leche de almendras y aceite de coco.   Como la mantequilla, el aceite de coco tiene la capacidad de transformarse químicamente, si es expuesta al calor, se derrite y si es expuesta al frío, se endurece.  ¡Aquí les compartimos la receta para que se animen a prepararla y la prueben en casa!



Ingredientes

·        ¼ taza leche almendras
·        1 cucharada de vinagre de manzana
·        ¼ de cucharada de sal de mar
·        ½ taza de aceite de coco refinado y derretido
·        1 cucharada de levadura nutricional
·        1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

    1.   Mezclar la leche de almendras, el vinagre y la sal.
    2.   Dejar reposar por 10 minutos.
    3.   Agregar el aceite de coco, la levadura y aceite de oliva.
    4.   Mezclar bien y transferir a la licuadora.
    5.   Licuar bien hasta que se haga una mezcla cremosa.
    6.   Transferir mezcla a un recipiente.
    7.   Refrigerar.

El alimentarnos, el comer delicioso, no tiene que ser a costa del sufrimiento de otro ser vivo. Existen para los productos que consumimos a diario, muchas otras opciones ricas, saludables y libres de crueldad. Sólo es cuestión de investigar un poquito y de probar.  Nuestra salud y la de nuestros hijos, lo vale.


Estefania Belaunde
Coach de Nutrición Integral

0 comentarios:

Publicar un comentario