6 de octubre de 2017

Todo sobre la Alimentación Complementaria


Imagino lo emocionada que estarás si tu bebé empezará pronto con la alimentación complementaria.  Es toda una nueva aventura y también es probable que sea la primera vez que te des cuenta de que tu bebé va creciendo y muy rápido. Seguramente estarás también llena de nervios y dudas, como por ejemplo:

¿Qué le doy? La Academia Americana de Pedriatría recomienda empezar por los cereales, como el arroz. Aconseja mezclar una cucharada de cereales por cada cuatro o cinco de leche materna.

¿Cómo se lo doy? Con una cucharita.

¿Cuánto le doy? Los primeros días, con dos o tres cucharadas bastará. Recuerda que la leche sigue siendo su alimento principal.

¿Y si lo escupe? Es normal. Tu bebé conserva aún el reflejo de extrusión, por el cual expulsa todo lo que le entra en la boca. Quizá aún no esté preparado. ¡Paciencia! Sigue probando con pequeñas cantidades, dicho reflejo desaparece.

¿Y si no le gusta? También es normal. Nunca se debe forzar al bebé. A veces puede ser necesario ofrecer unas diez veces el alimento a un niño para que lo acepte.

Conforme vayan pasando los días puedes ver de incrementar la cantidad de alimento que le das, en función a la respuesta de tu bebé. Lo importante es estimular, no forzar. Le puedes ir ofreciendo una gran variedad de alimentos, especialmente frutas y verduras con distintos tipos de texturas. Zanahoria, papa amarilla, camote, zapallo, tomate.  Plátano, juguito de granadilla, manzana, naranja, pera, melocotón, sandía, melón, papaya.  En cuando a los cereales, se le debe dar prioridad a los integrales (pasta, pan y arroz integral).  Entre las fuentes de proteína, le puedes ofrecer pavo, pollo, huevos, pescado (no los llamados azules como el atún), legumbres.  La mejor grasa es la del aceite de oliva y la palta. Limita las carnes rojas y evita los embutidos.

Si tu bebé ya se mantiene sentado y es capaz de llevarse comida por sí mismo a la boca, puedes ofrecerle alimentos sólidos cortados en pedazos pequeños que pueda manipular sin atragantarse.  Esta es la técnica del Baby Led Weaning, que tan de moda está últimamente y que nunca usé con mi Cata porque hace 5 años, no la conocía.

Las técnicas culinarias más apropiadas para un bebé son el hervido, el vapor y la plancha son las mejores, especialmente los primeros días. Poco a poco se pueden ir ofreciendo al bebé alimentos preparados al horno o en guisos. Sólo se deben ofrecer alimentos fritos de forma muy puntual y cuando son más grandecitos.

De más está sugerirte que no le agregues azúcar a los alimentos. Lo mismo ocurre con la sal, hay que reducir el consumo de sodio. Tampoco se deben añadir picantes, especias o condimentos fuertes. Evita los productos procesados y procura que toda la alimentación de tu familia sea lo más natural posible. 

1 comentario:

  1. Hola! Soy Paola. Me parece interesante los tips y consejos que brindas.

    Actualmente, me encuentro desarrollando mi tesis sobre la implementación de una línea de compotas a base de Kiwicha y frutos endulzado con jarabe de yacón dirigido a niños entre los 6 meses y 3 años de edad.
    Agradeceré su colaboración, llenando la siguiente encuesta: https://goo.gl/forms/NzYPO8LKVI0JtxfW2

    Gracias! ��

    ResponderEliminar