14 de marzo de 2018

Retroceder nunca, rendirse jamás


Es increíble que estando casi en quincena de marzo, esta sea la primera entrada del blog en lo que va el año 2018.

Las vacaciones de verano se han ido volando y no sé si será la edad, pero desde hace mucho tiempo tengo la sensación de que ahora todo va mucho más rápido, los minutos quedan cortos y siempre terminas llenándote de pendientes y ya no jalo como antes.

Precisamente, para relajarme un poco y no tener la impresión de que estoy todo el día en una carrera, es que me estoy esforzando por darle valor a las cosas que realmente me importan.

Sí, las que me interesan a mí. Y no me siento egoísta o mala persona.  Por fin entendí que yo también tengo necesidades y que muchas veces debo priorizarlas.  Como por ejemplo, mi tranquilidad, mi salud (que como saben vengo chancadita desde fábrica por la psoriasis y la insulina) y lo más importante que es mi familia.

He dejado un poco de lado el celular y con él todas las redes sociales, lo que es irónico y hasta contradictorio porque a pesar de estar EN las redes por tener un fanpage y un espacio virtual, casi no entro ni a Facebook o a Instagram.  Siento que hay demasiada información que te seduce y engancha. Comienzas a leer algo, luego pasas a otra cosa y nunca acabas.  Romper con esa dependencia también es importante para mí.

En esa misma línea, le he agarrado el gusto a hacer cosas menos digitales como por ejemplo, leer un buen libro, jugar muchísimo con mi Cata, pasear, ver pelis, conversar y reír bastante.

Y claro, el tratar de tomarme las cosas con más calma no tiene por qué hacerme olvidar de cuidar el planeta que habitamos. Día a día trato de reforzar mis hábitos sostenibles y pongo en práctica diferentes ideas para vivir en armonía.

Por eso seguiré compartiendo a través del Blog y de mis Redes Sociales información, inspiración y reflexiones para vivir en salud y siempre de la mano del medio ambiente.  Claro que también habrán algunas intervenciones de mi día a día como mamá de Catalina y algunos pensamientos de Virginia, como el ser humano que soy. 

Si me sigues hace algún tiempo, te habrás podido dar cuenta de que este NO es un “Blog de Maternidad” convencional.  Mi mayor logro será meterles el bichito “verde” para que poco a poco más y más personas se contagien de las ganas de vivir de una manera más equilibrada, sostenible y respetuosa con el planeta y con todos los seres que lo habitan.

No puedo terminar este post sin decirte ¡gracias! Este blog no sería nada si no fuera por ti que lees lo que escribo, lo compartes, me cuentas tus experiencias y experimentos, me haces llegar tus dudas y me acompañas en esta búsqueda de una vida más sostenible.

Espero que este año esté lleno de aprendizajes y oportunidades para compartir muchas más ideas.


¡Gracias!

Aquí te dejo algunas imágenes de lo que hemos estado haciendo estas últimas semanas. Simplemente viviendo y disfrutándonos💚😊 












¡Hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Siempre es un gusto leerte Virginia. Gracias a ti por darte tiempo de publicar cosas interesantes. La familia siempre será nuestra prioridad como madres. Lindas tus fotos!! Pina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pina. Saber que siempre estás ahí me alegra muchísimo. En serio.

      Eliminar
  2. Yo te leo porque aprendo mucho, lo que escribes es bien sensato, conciente un abrazo.😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aracely, muchas gracias. Siempre con mucho cariño, para ustedes que se merecen contenido de calidad. ¡Abrazo!

      Eliminar